Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Toneladas de solidaridad por Julen

Vecinos y empresarios ofrecen gratuitamente comida y alojamiento para la familia, voluntarios y trabajadores

Mercedes y José en su pequeña tienda de alimentación y droguería de Totalán (Málaga) /

La tienda de Mercedes se ha convertido, desde el pasado lunes, en uno de los puntos donde se aúna la solidaridad de los casi 700 vecinos de Totalán (Málaga) volcados en prestar su ayuda a la familia de Julen, a los voluntarios y a los trabajadores del operativo de rescate.

Cada noche, Mercedes y las integrantes de la Asociación de Mujeres del municipio cocinan unos 18 litros de caldo de puchero para el dispositivo que lleva ya cinco días intentando buscar al pequeño que cayó al interior del pozo. "Creemos que un caldo calentito por la noche, con el frío que hace en la sierra, les puede venir muy bien", relata a la SER esta mujer que lleva más de treinta años al frente del pequeño comercio donde "vendemos de todo: pan, polvos para la lavadora, café...". Ella y su marido, José, se han unido a la ola de solidaridad que inunda el municipio y buena parte de la provincia de Málaga.

Usan unas garrafas para trasladar el puchero desde la cocina de esta vecina hasta la carpa que Protección Civil tiene instalada en la finca donde se encuentra todo el operativo, a más de un kilómetro de distancia del casco urbano de Totalán. "Allí lo repartimos en vasos y la verdad es que sienta de maravilla", describe Alejandro, uno de los integrantes del grupo de voluntarios, desplazados desde el municipio vecino de Vélez-Málaga, que se encarga de atender las necesidades de parte del personal. "Les damos comida, café, agua, chucherías...porque un poco de azúcar les da mucha energía para seguir trabajando", añade este joven de 20 años que esta colaborando una media de doce horas diarias.

"Nos están trayendo garrafas de agua, arroz, pasta, muchos paquetes de galletas, fruta; lo que sobre después del trabajo que están realizando aquí lo vamos a repartir en bancos de alimentos", relata otro de los miembros de Protección Civil de Málaga. El material se almacena en una habitación de la casa más cercana al dispositivo de rescate que los voluntarios han convertido en su cuartel general. "No estamos ayudando más porque realmente no ha habido un llamamiento de nadie, esta saliendo de forma natural de nosotros", añade el marido de Mercedes que recuerda además que "en situaciones como esta de desgracia nos volcamos con los demás para ayudar, aportar un grano de arena" que, en este caso, están siendo mantas, calentadores, ropa. Y es que por las noches la temperatura se queda bajo cero en esta localidad.

Las cooperativas y empresas de pueblos cercanos también están ayudando. Estefanía, camarera en el primer bar situado justo a la entrada de Totalán, relata como "supermercados, con sus propias furgonetas, están trayendo naranjas y plátanos, lo más básico para alimentar" a los más de 120 personas que, de diferente modo, están participando en las labores.

"Hay vecinos que han abierto las puertas de sus casas para que cualquiera pueda entrar y usar su baño" añade Estefanía. Estos días, en esta cafetería, no dan abasto para servir bebidas y comidas. Son más de cien periodistas los que pasan horas esperando cualquier novedad sobre el caso y las comparecencias de los ingenieros o autoridades ofreciendo explicaciones sobre los trabajos que se están realizando. Entre 'directo y directo' tienen que aprovechar para alimentarse.

El propietario de uno de los alojamientos rurales de Totalán que se ofrecen gratuitamente para los trabajadores y voluntarios del rescate / Cadena SER / Jesús Sánchez

En Totalán los dos alojamientos rurales que existen han ofrecido gratuitamente todas sus habitaciones, con capacidad para unas veinte personas cada uno, para que el personal que puedan pasar algunas horas de descanso. Su propietario, Jesús de Oses, dice "que lo único que me mueve es ayudar; he cancelado algunas prereservas que tenía para hoy para ofrecerlo a los voluntarios y trabajadores; incluso para la familia por si quiere quedarse aquí". Dispone de varios apartamentos con algunas habitaciones que cuentan, cada una de ella con un pequeño salón, cocina, baño y dormitorio. "El que colabore y necesite quedarse...aquí tiene su casa", asegura emocionado Jesús tras mostrarnos el interior de su propiedad.

Las muestras de solidaridad están llegando de todo el mundo en forma de material para los ingenieros, vehículos, cuerdas, propuestas; Julen ha logrado sacar a la luz la parte más humana de numerosas personas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?