Últimas noticias Hemeroteca

"Madrid es una ciudad de todos y de nadie"

De Lavapiés a Chueca. Descubrimos los rincones predilectos del mapa de Madrid de la poeta Elvira Sastre.

Poeta, columnista y sí, influencer. Así es Elvira Sastre, uno de los máximos exponentes culturales de la llamada "generación millenial". Del blog y la redes sociales, al calor del papel y la columna periódica en uno de los diarios de referencia nacional, El País, Sastre representa como pocos artistas de su época el acercamiento de la era digital a la literatura, aportando una pespectiva única en esta transición.

Segoviana de nacimiento, cursó en Madrid sus estudios de filología. Los dos primeros años regresando cada día a casa tras las clases, y los siguientes trasladando esa casa a la capital. Es a partir de entonces cuando comienza a descubrir algunos de los rincones de la ciudad que marcarán su carrera como escritora. Uno de los que con más cariño recuerda, es la librería de segunda mano Multilibro, un local de la calle Fernando el Católico, que frecuentaba con su amiga Andrea Valbuena, también poeta, cuando decidían saltarse alguna de las clases en la universidad para sumergirse en el universo de libros de uno de los lugares que, según reconoce, "fue el origen de todo".

Durante esos años, el barrio de Lavapiés fue su refugio. Un lugar donde sentirse querida y acogida en la gran ciudad, y que tuvo que dejar con resignación ante la gentrificación del barrio y el aumento desorbitado de los precios del alquiler. "Me negué a formar parte de eso", denuncia. "Es un barrio estupendo, con vecinos maravillosos que creo que ha estado infravalorado". Espero que no se lo carguen".

Además de Lavapiés, Chueca también supuso uno de grandes descubrimientos de Elvira en Madrid. Uno de esos puntos de apoyo para la nueva vida en Madrid de miles de estudiantes procedentes de pequeñas ciudades y pueblos, que encuentran en este barrio la libertad y la tolerancia que andaban buscando. Un barrio que define como "uno de los grandes orgullos de la ciudad y del país", destacando haber encontrado en él un lugar en el que "ser quién eres sin niedo a nada ni a nadie".

Y así, entre plazas y librerías, llegamos al final del recorrido del mapa de esta madrileña de adopción que, tras todos estos años descubriéndose y emocionándose de la mano de Madrid, nos deja una de las mejores definiciones que se pueden dedicar a la capital: "una ciudad de todos y de nadie".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?