Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

La batalla del "low cost" se extiende al sector de los autobuses

Mientras tanto, algunas líneas como la que une Madrid con Toledo continúan caducadas. El proceso se está retrasando porque hay varios operadores que han presentado recursos para quedarse con esta línea.

Paloma viaja cada quince días a su pueblo, Portugalete. Por sus circunstancias personales va en autobús. Es decir, no le queda otra que pagar 71,69 ida y vuelta desde Madrid más el trayecto que tiene que hacer desde Toledo hasta la capital. Aunque le parece caro, en su opinión, la calidad de los autobuses de ALSA, empresa encargada de hacer este recorrido, es muy buena y debería hacerse extensible. Algo parecido le ocurre a David, un joven que va todos los días a su universidad desde Guadalajara y que, al margen, viaja a menudo en este medio de transporte.

No entienden por qué obligatoriamente tienen que viajar con ALSA en vez de hacerlo con otras compañías con las que ha viajado por Europa, como FLIXBUS, una empresa alemana que ahora mismo en nuestra región sólo tiene permitido hacer la línea Guadalajara - Portugal o Talavera de la Reina - Portugal con precios muy asequibles como 12 euros el trayecto. ¿Por qué ocurre esto? Tiene que ver con el sistema de concesiones. En España, el modelo concesional está basado en la competencia regulada, es decir, es un sistema de contratos de servicio público que son gestionados a través de distintas concesiones.

El presidente de la Confederación Española de Transporte en Autobús explica que este modelo permite “combinar tráficos rentables con otros que no lo son, de forma que la rentabilidad conseguida en la operación de los primeros compensa la falta de rentabilidad de los segundos, ahorrando a la Administración General del Estado una media de más de 500 millones de euros anuales”. Si, por otro lado, se liberalizara el sector habría muchos pueblos en nuestra región que no contarían con servicio de autobús.

LICENCIAS CADUCADAS

En estos momentos, muchas de las licencias de transporte de viajeros de autobús se encuentran en trámite después de haber estado caducadas durante varios años. Sin embargo, las compañías siguen operando con regularidad. El pasado mes de abril de 2018 se reactivó la renovación de las concesiones de las líneas de autobús tras meses de bloqueo. No obstante, esta reactivación se encuentra bloqueada en algunos casos, como ocurre con la línea que une Madrid con Toledo. El proceso se está retrasando porque hay varios operadores que han presentado recursos para quedarse con esta línea.

Esta Confederación aplaudía el pasado 22 de enero la decisión del Parlamento Europeo que avala el modelo concesional español de autobús “porque representa el reconocimiento a su eficacia e idoneidad , pero sobre todo porque supone poder seguir garantizando la movilidad de millones de personas por todo el territorio nacional. Un derecho que la decisión del Parlamento Europeo sigue garantizando”.

En otros países como Francia o Alemania ha triunfado el modelo de liberalización de transporte. Rafael Barbadillo, cree que este tipo de mercados genera “situaciones de monopolio u oligopolio” que tienen un “efecto sobre los precios incrementándose las tarifas y provocan la reducción de servicios y ven mermada su calidad, entre otros puntos destacables, según estudios realizados al respecto”.Además, señala el portavoz de Confebus, al principio se ofrecían tarifas con precios muy bajos. Con el paso del tiempo se produjo un alza significativa de las tarifas, incrementándose en un 18% de 2015 a 2018.

Elena Compte, portavoz de FLIXBUS en España se pregunta por qué en la actualidad los pasajeros pueden elegir con qué compañía aérea viajar y no pueden hacer lo mismo con los autobuses. Los taxis, los aviones y, muy pronto, los trenes. Sin embargo, los autobuses siguen teniendo esta exclusividad de líneas tal y como afirma la portavoz de Flixbus.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?