Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 23 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El acusado de matar a su suegra en A Coruña niega intención de hacerle daño

El hombre acusado de matar a su suegra, de 73 años, en agosto de 2017 en Monte Alto, en A Coruña, ha declarado en el juicio que no tenía intención de hacerle daño; pero que, al no dejarle ver a su hija, "la zarandeó y se cayó al suelo". Del resto de lo ocurrido, dice no tener "nada claro" puesto que "ya no era persona".

Así lo ha manifestado en la primera sesión del juicio, con jurado popular, que se ha iniciado este jueves en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Tras la constitución del jurado, ha sido el turno de la declaración del acusado, para quien la Fiscalía solicita una pena de 20 años de prisión por un delito de asesinato, una pena que las dos acusaciones particulares -que representan los intereses de las hijas de la fallecidas- elevan a 25 años de prisión.

En su escrito de calificación, la Fiscalía sostiene que el hombre golpeó a la mujer "de manera brutal" y que, después, le ocasionó la muerte por asfixia.

Sin embargo, en su declaración, el acusado, diagnosticado de toxicomanía, síndrome ansioso depresivo y trastorno mixto de la personalidad, acudió a la vivienda de su suegra para recoger a su hija, puesto que había visto una fotografía en una red social en la que su pareja "estaba con otro hombre".

Al ver esta imagen, el procesado reaccionó y fue a casa de su suegra con "la única intención de ir a por la niña", negando así cualquier tipo de intencionalidad de hacer daño a la víctima.

"Pienso que si vas a hacer daño a una persona vas preparado, no es una arranque", ha dicho el procesado en referencia a lo que allí ocurrió.

Precisamente, en su relato de los hechos, el acusado ha reconocido que la víctima lo "agredió" primeramente. "Me agarró", declara este hombre quien, ante esto, no sabe "si fue queriendo o sin querer", respondió "zarandeando" a la mujer que cayó al suelo.

El acusado, que sólo ha respondido a preguntas de su letrada, ha asegurado que no tiene "claro" lo que pasó allí, puesto que "ya no era persona". "Yo sólo quería sacar a mi hija", ha declarado en diferentes ocasiones.

De hecho, tal y como recoge el escrito del Ministerio Fiscal, después de lo ocurrido el hombre abandonó el domicilio llevándose a la menor, aunque, finalmente, fueron localizados.

Preguntado en relación a los correos electrónicos que envió tras lo sucedido, el hombre ha explicado que lo hizo por conocer el estado en el que se encontraba la mujer. "Yo ya no sabía que hacer, solo me ponía más nervioso", afirma.

Penas

La defensa del procesado pide que los hechos sean considerados como un delito de homicidio imprudente, puesto que el hombre no tenía intención de hacerle daño, simplemente "estalló y se produjo un trágico desenlace".

Por su parte, la Fiscalía solicita una pena de 20 años de prisión por un delito de asesinato, mientras que las acusaciones particulares lo elevan a 25 años.

Sin embargo, una de las acusaciones -la ejercida por el letrado Estanislao de Kostka- no descarta llegar a solicitar prisión permanente revisable en función de como se desarrolle el juicio, según ha manifestado a los medios de comunicación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?