Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Llanes

El inductor del crimen del concejal de Llanes le envió un 'punto final' horas antes de su muerte

El móvil de Pedro Nieva fue una prueba clave de la Guardia Civil para confirmar su implicación en la muerte de Javier Ardines

Registro policial del domicilio en la parroquía de Pría (LLanes) del presunto inductor

Registro policial del domicilio en la parroquía de Pría (LLanes) del presunto inductor / Damián Arienza - Europa Press (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil trabajó en silencio durante seis meses para recopilar una a una las pruebas que acorralan a Pedro Nieva como presunto inductor de la muerte a golpes del concejal de Llanes, Javier Ardines. Algunas de esas pruebas se las puso en bandeja el propio Nieva.

Según el atestado de la Guardia Civil al que ha tenido acceso la Cadena SER, Pedro Nieva llevó a reparar su teléfono móvil solo dos meses después de la muerte del concejal. Los agentes aprovecharon la coyuntura para volcar su contenido y así se lo hicieron saber al responsable del centro en el que lo entregó para repararlo bajo la advertencia de que guardara silencio. El contenido del terminal, dicen los agentes, "reforzó la hipótesis de su implicación en la comisión de los hechos investigados".

Los mensajes que se intercambia reflejan el estado de "desazón, rabia y celos" que vivía Pedro Nieva por la relación que mantenían su mujer y Javier Ardines. Mensajes que se intercambia con su mujer, familiares e incluso con el propio Ardines a quien envía un punto (simulando un punto final) solo horas antes de su muerte. Hay otro intercambio de mensajes definitivo que es el que mantienen Pedro Nieva y su mujer minutos después de conocerse la muerte del concejal: "Pedro qué has hecho, te va a llamar la Guardia Civil", escribe ella. "Yo no he hecho nada", responde él.

Los agentes también pusieron un micro oculto en el coche de Nieva que captó otra conversación de interés para la investigación. El mismo día de la muerte de Ardines, el presunto inductor llamó al servicio de limpieza para que fuera a limpiar la casa. Su mujer le preguntó los motivos por los que tenía tanto interés en ello mientras iban en el coche unos días después y Pedro, según el informe, "intenta buscar una salida para dicha circunstancia pero sin encontrar un encaje".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?