Últimas noticias Hemeroteca

Pasan los años, pasan los jugadores....

Jugadores del Xerez CD celebrando el gol en la Ciudad Deportiva del Betis /

Pero lo que no pasa... Todos saben como continúa este popular cántico futbolístico, que a buen seguro se ha escuchado alguna vez en todos los estadios del panorama nacional.

Un cántico que define una máxima en este deporte. Pasan las temporadas y con cada una de ellas hay jugadores que van y que vienen. Aunque a esa mítica melodía le faltan elementos. ¿Cómo quedaría tal que así?: Pasan los años, pasan los jugadores, pasan los entrenadores, pasan los dirigentes...

Demasiado larga, sí. Pero absolutamente asemejada a la realidad. Han transcurrido varios días desde que se hiciera oficial la salida de Alberto del Río, Pedro Carrión, Andrés Salas y Fran Sánchez. Al corazón del aficionado xerecista aún le cuesta asimilar la perdida de cuatro de sus baluartes. Sin embargo, cuando el balón echó a rodar el pasado domingo en La Granja ya pocos recordaban quienes estaban y quienes faltaban.

Porque lo que no pasa es la pasión, como bien versa la canción con la que arranca este artículo. La pasión hacia unos colores, hacia un escudo -al menos así es en la mayoría de los casos-. Todo club de fútbol vive en una constante variación de jugadores, entrenadores y dirigentes. Nada se acaba mientras continúe la pasión del aficionado, y de eso entienden un rato en el Xerez CD.

Lo doloroso de esta historia es que en el Xerez CD se ha abierto una puerta trasera años atrás y han ido desfilando jugadores que se han dejado el alma por el club en los peores momentos de su historia. Está claro que deben pasar, pero no por ese maldito agujero negro. Ábranle la puerta principal y despíndale como merecen, con el mínimo de los respetos.

Escribiendo estas líneas no puedo evitar acordarme de Juanito Benítez, José Vega, José María Barragán, Kevin, Alberto Orellana y otros tantos que mi condenada memoria futbolística ya se ha encargado de borrar.

A Alberto del Río, Pedro Carrión, Andrés Salas y Fran Sánchez ya les ha tocado pasar. Otros ya ocupan su lugar y aunque la memoria del fútbol se empeñe en hacerlos caer en el olvido, siempre permanecerán en la de los aficionados xerecistas, arropados por una fuente inagotable de pasión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?