Últimas noticias Hemeroteca

"La huelga del Servicio de limpieza es desproporcionada y desmesurada"

Para la teniente alcalde de Personal de Motril, Mari Ángeles Escámez, esta huelga supondría un gran perjuicio económico para diversos sectores

Mari Ángeles Escámez, teniente alcalde de personal y regimen interior /

El servicio de limpieza del Ayuntamiento de Motril ha convocado una huelga indefinida a partir del 8 de abril, a las 22:30 h, fundando sus pretensiones básicamente en las siguientes reclamaciones: Igualación del complemento de Incapacidad Laboral del Ayuntamiento, dos días semanales consecutivos de descanso para el personal de interiores, reducción de servicios laborales durante los domingos, entrega de ropa de trabajo y aplicación de la tabla salarial, según el convenio colectivo.

En la última reunión celebrada con todos los miembros del comité de huelga y los sindicatos donde estuvieron presentes junto a la teniente de alcalde de Personal y Régimen Interior, María Ángeles Escámez, la alcaldesa, Flor Almón, el teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Nuevas Tecnologías y Servicio de Limpieza, Francisco Sánchez-Cantalejo, los técnicos municipales de Interventor y la Jefa de Personal, el equipo de Gobierno cedió en prácticamente todas propuestas de los trabajadores a excepción del último punto referente a la aplicación del convenio colectivo, referente al incremento salarial de 100.000 €.

Según manifiesta la concejala de personal, "esta última proposición es el nudo gordiano de la huelga, y donde no hay consenso entre las partes, por lo que hay que explicar a los empleados municipales en particular, y ciudadanos en general, la singularidad de esta situación".

Escámez quiso dejar claro que según recoge el convenio colectivo del sector de limpieza "partir de 2016, se realizará un incremento lineal de 100.000 euros anuales que se repartirán entre toda la plantilla hasta el 2.020, ambos inclusive, más el incremento proveniente de los Presupuestos Generales del Estado..."

Por otra parte, "a todos los empleados integrados de la disuelta Limdeco se le ha aplicado un incremento de 2.25 % de sus retribuciones según lo dispuesto en la prórroga de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019" indica Escámez.

En los Presupuestos Generales del Estado de los últimos años se contiene un articulado que expresamente declara que los acuerdos, convenios o pactos que impliquen crecimientos retributivos superiores a los fijados (se determina un tanto por ciento), deberán experimentar la oportuna adecuación, deviniendo inaplicables las cláusulas que se opongan al mismo.

La responsable municipal de Personal y Régimen Interior explica que "a tenor del convenio colectivo del servicio de limpieza así como de la normativa de aplicación, el interventor, y el letrado especialista en derecho laboral del Ayuntamiento, han emitido sendos informes en los que coinciden que sería ilegal subir a la plantilla del servicio de limpieza además del porcentaje (%) que especifican los Presupuestos Generales del Estado, otro adicional de incremento salarial de 100.000 €".

Ante ello, el comité de empresa de la disuelta Limdeco S.A., así como actualmente el comité de huelga del Ayuntamiento, "plantean que esa subida o incremento salarial, no es tal, sino más bien una actualización diferida del Convenio Provincial del sector de la limpieza", argumenta Escámez, "este planteamiento sindical, no está avalado por articulación alguna del vigente convenio colectivo. Es una interpretación libre e interesada de parte, sin respaldo legal, contraviniendo normativa estatal de obligado cumplimiento, según los informes técnicos que se nos han facilitado", afirma.

Es cierto que, durante los últimos tres años en la disuelta sociedad municipal Limdeco, se estableció la subida salarial marcada por los Presupuestos Generales del Estado además del incremento retributivo de los 100.000 € aludidos, puntualiza Escámez.

"La huelga que se podría conceptualizar como desproporcionada y desmesurada, por cuanto la ejecución de la misma, a las puertas de la Semana Santa, conllevaría una situación higiénico sanitaria altamente lamentable de suciedad en nuestras calles, playas, colegios, con un perjuicio económico para diversos sectores muy elevado", asegura.

Finalmente, la concejala de personal entiende que " no se puede plantear una huelga indefinida, por una subida salarial que puede repercutir en cada trabajador en unos 50 euros mensuales brutos, que es lo que pueden suponer los 100.000 € reclamados sindicalmente. Recalda que "esta huelga a nadie beneficia, perjudica a toda la ciudadanía de Motril, por lo que pedimos al comité representativo que las diferencias sean dirimidas por los cauces judiciales de resolución de conflictos, habida cuenta que la temática de fondo no supone una merma irrecuperable de derechos", concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?