Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Algunas de las desalobradoras precintadas en la operación 'Chandos' estaban ocultas en zulos

La investigación continúa abierta

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha dado algunos detalles de la operación CHANDOS; una investigación que forma parte de las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia, para determinar posibles causas de las afecciones medioambientales del Mar Menor.

La Benemérita informa que el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Benemérita ha culminado la operación con la inspección de 67 fincas agrícolas, en algunas de las cuales han sido localizadas y precintadas 38 plantas desalobradoras y 35 pozos irregulares.

Hasta el momento, 63 personas han resultado investigadas como presuntas autoras de delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente.

Durante dos años, especialistas del SEPRONA de la Guardia Civil han analizado distinta documentación, entre ella, la intervenida en una importante empresa dedicada a instalaciones eléctricas y automatismos, con sede en el Campo de Cartagena, que permitieron centrar la investigación en numerosas fincas agrícolas sospechosas de albergar desalobradoras y pozos de extracción de agua ilegales.

Entre las desalobradoras localizadas se han detectado dos casos singulares por el modo de ocultación empleado para evitar su detección. Algunas de ellas se encontraban instaladas en zulos construidos en el subsuelo y camuflados, y otra se encontraba en el remolque de un vehículo con el que, al parecer, era trasladada con ligereza hasta cualquier punto de la finca para utilizarlo en distintos pozos y, simultáneamente, facilitaba su ocultación en almacenes o garajes alejados de la zona cuando no se usaba.

En cuanto a los pozos de extracción de agua, cabe destacar que algunos de ellos habían sido dotados con un imán que alteraba los resultados del contador volumétrico, otros carecían del citado contador y varios carecían de la correspondiente autorización administrativa que acredita su legalidad.

La Guardia Civil ha precintado la maquinaria objeto de la investigación y, por técnicos de la Confederación Hidrográfica del Segura, se han obtenido muestras de agua para su posterior análisis.

La investigación sigue abierta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?