Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Optimizando la energía

Rebi y Michelin llegan a un acuerdo para verter el calor sobrante de la factoría arandina en la red de biomasa

Imagen de archivo de las obras de canalización de la red /

La red de calor que utilizará biomasa como combustible aprovechará también el calor sobrante de la central de cogeneración eléctrica de Michelin. La empresa Rebi, promotora de esta red, ha llegado a un acuerdo para ello con la factoría ribereña, para que esta energía no se pierda y se vierta a los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria de los vecinos de Aranda.

Michelin es el principal cliente de la central de cogeneración de Energy Works Aranda y es de tipo ciclo combinado gas-vapor que genera electricidad que vierte a la Red Eléctrica mediante una turbina de gas y dos de vapor a diferente presión. Disponen de capacidad para abastecer de vapor saturado a Michelin para que pueda ser utilizado dentro de sus procesos de fabricación de neumáticos en la factoría.

El fin para el que se realiza la conexión a la Red de Calor con Biomasa está relacionado con el aprovechamiento de la capacidad de reserva de producción de vapor saturado en la etapa de baja presión.

El calor residual o excedente de producción de una industria pesada en aplicaciones residenciales redunda en un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos y el cuidado y respeto del medio ambiente por reducción de emisión de contaminantes.

Este acuerdo de colaboración es un ejemplo de aprovechamiento eficiente a gran nivel que sólo se puede realizar en ciudades que cuentan con redes de calor urbanas, que permiten la integración de diferentes fuentes de energía térmica.

La Red de Calor de Aranda, mientras tanto, sigue avanzando de acuerdo a las previsiones de sus promotores. Recientemente se han incorporado nuevos clientes en el área del Montecillo y ya suman más de 300. Paralelamente continúan también a buen ritmo las canalizaciones donde la empresa Rebi introduce los tubos preaislados por los que circula agua caliente a 90 grados centígrados. Una red que se diseña según el interés de las comunidades de propietarios que quieran formar parte del nuevo servicio de abastecimiento de energía verde procedente de la biomasa.

Con los clientes actualmente contratados, la Red de Calor de Aranda evitará 525 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera. Teniendo en cuenta la buena acogida que está teniendo el proyecto por parte de los arandinos, la empresa pretende llegar a finales de este año a 4.000 toneladas de CO2 evitadas y a superar las 8.000 toneladas a lo largo de 2020.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?