Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

La lluvia procesiona sola

La lluvia obliga a suspender la Carrera de la Pasión de Sotillo de la Ribera y la Procesión del Silencio en Aranda, donde ya son tres las cofradías que no pueden sacar sus pasos esta Semana Santa como consecuencia de las precipitaciones

Los pasos del Santísimo Cristo del Milagro y de Jesús Atado a la Columna se han quedado en el interior de la iglesia de Santo Domingo /

Aranda de Duero
Sotillo de la Ribera
Roa

No hay dos sin tres. La lluvia tampoco ha respetado la procesión del Silencio de este Jueves Santo en Aranda impidiendo a la Hermandad del Santísimo Cristo del Milagro sacar a la calle sus pasos y llevar a cabo una de las ceremonias mas esperadas cada año, por la delicada operación que requiere, como es la de pasarla imagen que da nombre a la cofradía bajo el arco del ayuntamiento. Como si se hubiera propuesto ser la única en procesionar este año, la lluvia ya obligó el Lunes Santo a la Hermandad de Jesús en el Huerto a devolver al interior del templo de San Juan de la Vera Cruz las imágenes que ya habían sido colocadas sobre la carroza. Y el Miércoles Santo, y pese a ser anunciada horas antes con la tradicional carraca, tampoco pudo salir la procesión de la Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad y el Santísimo Cristo de la Agonía.

Los pasos de la Hermandad de Jesús en el Huerto también fueron devueltos al interior del templo de San Juan de la Vera Cruz sin poder proesionar por la lluvia este año 2019 / Cadena SER

Como en el resto de los casos y a la vista de que la lluvia no ha dejado de caer en toda la jornada de este jueves, los cofrades del Santísimo Cristo del Milagro han vuelto al interior del templo, en este caso de la iglesia de Santo Domingo,a cuya puerta esperaban puntualmente a las once de la noche. Ya a cubierto, y a los pies de los dos pasos que estaban colocadas sobre las carrozas corresponientes, la banda de Cornetas y Tambores ha interpretado varias marchas procesionales a modo de consuelo tanto el público que se agolpaba en la entrada como a muchos de los propios miembros de la Hermandad, sobre todo a los más jóvenes, entre los que la decepción se hacía notar.

Alguna lágrima adolescente, gestos de resignación, y abrazos entre cofrades, que mantienen la esperanza de que la lluvia haya teinido suficiente con irrumpir estos últimos días, y permita celebrar la Procesión del Santo Entierro de Cristo de este Viernes Santo en la que salen representadas todas las Hermandades y Cofradías acompañando a sus pasos. Una vez asumido el hecho de que la túnica iba a ser un estorbo más que cualquier otra cosa la mayoría de los cofrades se ha desprendido de las vestiduras, aunque sin renunciar a lucir los medallones que les acreditan como miembros activos del colectivo, sobre la sudadera bordada con el escudo que comparten.

Cadena Ser

En el balance tres de cuatro procesiones suspendidas, si nos fijamos en las que tienen carácter penitencial, aunque en honor a la verdad hay que añadir que de momento han podido celebrarse la mitad de los actos previstos en la calle, porque a la procesión del Encuentro del Martes Santos a la que la lluvia sí respetó, se suman la procesión de La Borriquilla del Domingo de Ramos por la mañana y el acto nuevo que se estrenó por la tarde, la procesión de la Santa Cena

También conocían la frustración los niños “nazarenos” de Sotillo de la Ribera y sus sayones, que ataviados con los ropajes y símbolos de quienes acompañan la Pasión, escoltados por los soldados romanos, también en perfecta formación, y con los tambores sonando a la puerta de la iglesia, han tenido que renunciar a recorer junto a los pasos el habitual trayecto por los distintos barrios sotillanos por los que discurre la Carrera de la Pasión, que este año no han sido iluminados con las tradicionales hogueras, características y genuinas de la Semana santa de este pueblo ribereño. La lluvia también ha impedido prenderlas.

Y se ha demostrado más que correcta la prudente decisión de no sacar los pasos a la calle cuando ha comenzado a chispear a la hora de iniciar la procesión. Una lluvia tímida que enseguida ha arreciado convirtiéndose en un señor chaparrón. A lo que no han renunciado los sotillanos es a entonar el Miserere, con melodía original de este municipio y al que recientemente le ha sacado brillo un grupo de vecinos y vecinas liderado por el polifacético artista Santiago Izquierdo.

En Roa, por el contrario, los Sayones han salido a la calle desafiando la lluvia. En la villa raudense sí se ha celebrado la procesión este Jueves Santo, aunque también esperan que los actos en la calle previstos para este viernes, entre ellos la procesión del Silencio, se celebren con mayor traquilidad.

Y a todo esto ¿qué dice la agencia Española de meteorología? Pues que este viernes seguirá lloviendo sin remisión hasta media tarde, aunque después desaparece casi por completo el riesgo de precipitaciones. Estamos a la espera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?