Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

La gran cantidad de anchoa atrae hasta nuestras costas a las grandes ballenas

La primera salida del año para avistar cetáceos se cruzó con cinco grandes rorcuales, el segundo animal más grande del planeta

Fotografía de un rorcual cedida por Verballenas.com /

Esta semana los arrantzales de todo el Cantábrico han acordado reducir sus capturas de anchoa después de haber consumido en poco más de un mes casi la mitad de la cuota asignada para la primera mitad del año. Y es que desde que empezaron a pescar esta especie han desembarcado en ya 9.000 toneladas de las 22.000 toneladas asignadas para el primer semestre, 3.500 de estas toneladas sólo en puertos vascos.

VERBALLENAS.COM

La pesca evidencia lo que los arrantzales ven en sus salidas, hay mucha abundancia de anchoa en el mar y eso ha atraído también hasta nuestras costas a otros visitantes, las grandes ballenas. De hecho la primera salida de avistamiento de cetáceos del año que se organiza desde la Ekoetxea de Urdaibai con la colaboración de Hegaluze y Verbaballenas.com se encontró el fin de semana pasado con cinco grandes rorcuales, el segundo animal más grande del mundo.

Los participantes en la salida pudieron disfrutar, además de con los ya habituales deflines listados y mulares, con el avistamiento de cinco grandes rorcuales,  el segundo animal más grande del mundo, solo superado por su prima la ballena azul. Cinco ejemplares, uno de ellos de 22 metros de largo, que nadaban juntos y muy tranquilos lo que permitió a la embarcación disfrutar de su presencia durante bastante rato.

VERBALLENAS.COM

Entre los presentes en el barco, Gorka Ocio, gerente de Verballenas.com, participa además como observador científico en los barcos pesqueros de la costera de la anchoa. Ocio tiene claro que la abundancia de anchoa que ha podido constatar en sus salidas es la que atrae a estos grandes cetáceos a nuestras costas ya que favorece el aumento de krill del que se alimentan y habla incluso de "turismo gastronómico" de estas grandes ballenas.

Ocio recuerda además que la anchoa es la golosina del mar, no solo para ballenas o los delfines, sino también para otras especies como el atún rojo, el bonito o el verdel o incluso para multitud de aves marinas como los alcatraces, así que la buena salud de la población de la anchoa favorecerá sin duda la presencia de toda la cadena trófica del Cantábrico, incluida la de estos gigantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?