Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

Desde Palomera, siguiendo el río Huécar, en busca de la cueva del Moro

Partiendo de la arquitectura popular de este pueblo cercano a la capital, seguimos la hoz en un paseo fluvial hasta una amplia caverna que sorprenderá al visitante

Camino de Palomera a la cueva del Moro. /

En el espacio Nos vamos de excursión que coordina Fernando Carreras, de la empresa EcoExperience, y que emitimos los viernes en Hoy por Hoy Cuenca, proponemos esta vez llegar hasta la cueva del Moro, un bonito paseo en el cercano pueblo de Palomera.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Para llegar al destino de esta excursión salimos desde Cuenca, por la hoz del Huécar, hacia Molinos de Papel para llegar a continuación al pueblo de Palomera. Podemos dejar el coche en el centro del pueblo y desde aquí seguir una senda que sale al lado derecho del río Huécar.

Casa típica serrana en Palomera (Cuenca). / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Antes de pasar el puente para coger la senda, veremos una casa con la típica arquitectura popular, de hecho vemos un cartel que nos indica cómo era esta construcción realizada en adobe y con vigas de madera de los pinos de la Serranía, luego pintada totalmente de blanco, con la cal viva que se obtenía de someter la roca caliza a altas temperaturas en las conocidas caleras.

Salimos de Palomera y seguimos la pista de tierra que nos llevará hasta la cueva. Caminamos al lado derecho del Huécar, siguiéndolo hasta cerca de su nacimiento. Por esta zona el río trae bastante agua y llama la atención lo limpia y cristalina que baja. Según vamos por el camino a nuestra izquierda iremos viendo alguna cascada y espacios de aguas tranquilas.

El camino hasta la cueva del Moro discurre junto al río Huécar. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Continuamos un rato por el interior de la hoz y seguimos paralelos al río hasta un punto donde lo cruzamos por un pequeño puente para continuar después por su lado izquierdo. Si avanzamos un poco más veremos una indicación de la cueva.

Tras subir unos metros por una senda de tierra veremos ya la entrada de la cueva del Moro a mano derecha y una placa en la que indica que el nombre pudo ser debido a usarse como refugio o vivienda.

El Huécar crea en este tramo pequeñas cascadas. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

De la cueva, llama la atención sobre todo su amplitud. De hecho, al entrar, pasamos a su zona más amplia, vemos los techos bastante altos y siempre algo de agua goteando. En la parte del final hay unas pequeñas coladas cubiertas de musgos y comprobamos que no tiene más continuidad. Esta cavidad es una buena opción si queremos entrar en una cueva amplia y no de largo recorrido.

Lo que no se mantiene son los típicos espeleotemas (estalactitas y estalagmitas), ya que al ser tan accesible y estar tan cercana, se han ido destruyendo por los visitantes, por lo que rogamos que si alguno de nuestros lectores entra, que no arranque nada de lo que pueda encontrar.

La cueva del Moro tiene una cavidad amplia a la entrada. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Desde la cueva volvemos al pueblo de Palomera por la misma senda. En total, ida y vuelta, el recorrido será de unos tres kilómetros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?