Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

¿Se puede parar a la extrema derecha en Madrid?

Gabilondo envía una carta a todas las formaciones políticas para alcanzar un acuerdo que consume el cambio y frene a Vox. Las sumas no salen y se necesita un tercer actor político para lograr ese objetivo que parece poco probable

Los candidatos de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, y a la alcaldía madrileña, Javier Ortega Smith / ()

El PP celebró hasta altas horas de la madrugada la 'victoria' electoral del domingo en un famoso piano bar de Madrid. Mientras las gargantas populares se desgañitaban imitando a Rocío Jurado en Como una ola, las cabezas socialistas, que no podían concilar el sueño, buscaban posibles alternativas para frenar un acuerdo de la derecha con la derecha extrema. Un pacto que sigue siendo el camino menos tortuoso y viable de aquí a que el próximo 11 de junio se constituya la mesa de la Asamblea de Madrid y el 15 lo hagan todos los ayuntamientos, también el de la capital.

Antes del domingo, se sabía que todo el escenario poselectoral estaría marcado por los acuerdos al más alto nivel, con un gobierno nacional todavía por despejar. La clamorosa derrota de Podemos en Madrid, tras el divorcio con Errejón y el cambio de tono en la dirección de Ciudadanos, que este martes pone en marcha un comité negociador sin líneas rojas, dibuja un tablero no imposible pero demasiado complicado.

Los acuerdos posibles en otros territorios entre Ciudadanos y PSOE (Aragón, Castilla y León o Murcia) tienen una difícil aplicación en Madrid. El PSOE, a través de su portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, rechaza un intercambio de cromos Gabilondo-Villacís que diera a uno la presidencia de la Comunidad y a la otra la alcaldía de Madrid.

LA VOZ DE IÑAKI

La geometría de Sánchez

Deseo y realidad colisionan con la aritmética. En Madrid, la operación solo sería viable con la abstención de Ciudadanos en un hipotético acuerdo entre el PSOE de Gabilondo y el Más Madrid de Iñigo Errejón. Una carretera embarrada que salpicaría y dejaría en un lugar más que cuestionado al candidato naranja, Ignacio Aguado que ha respaldado al PP durante toda la pasada legislatura votando sus presupuestos, que desbarató la moción de censura contra Cifuentes tras el caso Máster y que se ha pasado toda la campaña diciendo no a Gabilondo, al que ha acusado de "radical" e "independentista". Es decir, además de las sumas, resultaría muy complicado explicar el giro ideológico del partido de Rivera, aunque no sería la primera vez. 

Vox en el gobierno

En la antena de la SER, la candidata de Vox a la Comunidad, Rocío Monasterio, no decartó este lunes entrar en el futuro gobierno de la Comunidad aunque prefiere ser prudente. A Vox no le basta en Madrid un pacto a la andaluza. No quieren ser un convidado de piedra en la Puerta del Sol y está por ver si su renuncia a entrar en un ejecutivo no se solventa con compromisos firmes por parte de PP y Ciudadanos para cumplir con algunas de las propuestas ideológicas de la extrema derecha realizadas en campaña. De momento, Vox ya tiene un primer no del PP. Martínez Almeida, posible sustituto de Carmena en Cibeles, renuncia al traslado de la fiesta del Orgullo a la Casa de Campo.

Los primeros contactos con el PP -que no quiere que las cosas se le compliquen- ya se han producido. Las reuniones formales confirmarán si prospera esa voluntad de acuerdo en el bloque de la derecha y la derecha extrema, que ahora mismo parece la fórmula que puede prosperar tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?