X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Rellenar los espacios vacíos del mercado con arte

Peculiares piezas de arte de más de 20 artistas internacionales se exponen en el Mercado de Jesús del Gran Poder hasta este sábado

Un maniquí, una vitrina repleta de billetes de 500 euros o cuadros colgados de una huevería. Estas son piezas que los usuarios del Mercado de Jesús del Gran Poder de Usera se han encontrado esta semana como parte de una especial exposición llamada 'Luminaria'. Obras de arte contemporáneo que pretenden rellenar los espacios de un mercado de abastos, vacío en más del 50%. Más de 20 artistas locales y también internacionales buscan cambiar la experiencia de muchos compradores y revitalizar este espacio.

Esta tercera edición de 'Luminaria' cuenta con 23 obras repartidas entre el mercado y la Junta de Usera de artistas de muchas nacionalidades. "Le damos prioridad al artista del barrio que, muchas veces, suelen tener un origen fuera de España. Es dejar en evidencia la parte positiva que tiene el barrio de esta inmigración, de tantas culturas diferentes\, explica Eulogia Merle, organizadora de la exposición.

El mercado, cuya actividad ha decaído mucho en los últimos años, recibe a compradores que, curiosos, observan qué ha pasado en los puestos vacíos; pero también atrae a amantes del arte contemporáneo. "Nos parece una idea fenomenal para dar vida al recinto y una forma de dar a conocer a gente joven que aquí hay un mercado de barrio", cuenta María Jesús, gerente del mercado.

Los artistas, elegidos a través de una convocatoria, exponen obras de todo tipo desde fotografías, pinturas, pasando por muros hechos con esponjas o zapatos en una nevera. Se produce un trabajo de ensamble entre la obra y el espacio ofrecido: "Nosotros, frente a la propuesta inicial del artista, se nos ocurre un espacio, se lo ofrecemos y ahí hay un trabajo conjunto que muchas veces, como los artistas son personas creativas, supone un potencial reto para crear sus piezas", completa Merle. Luminaria termina este sábado con una gran fiesta en el mercado.

La obra de Eulogia Merle se llama Abuela. Son dos grandes cuadros pintados por ella con el rostro de sus dos abuelas: "La señora que trabajó en la casa de mi abuela que venía del campo, que no sabía leer ni escribir... y mi abuela. Para mí entre las dos abarcan todo el espectro de lo femenino de esa época". / Irene Dorta
La obra de la artistas son dibujos de la frontera de Melilla colocados en la persiana de una frutería que hace tiempo cerró para siempre. Fotografías que no han podido ser y que se han convertido en trazos para retratar lo que sucede en ese muro. / Irene Dorta
Estas obras de Antonella Trovarelli cuelgan de una antigua huevería como colgaban algunos trozos de animales en una vida anterior. Para montar su pieza, la artista incluyó tubos flourescentes típicos de las carnicerías, que sirven para resaltar colores rojos de la res, y así hacer brillar los tonos brillantes de sus cuadros. / Irene Dorta
Este muro hecho con esponjas de Víctor Solanas-Díaz pretende redefinir el espacio público con elementos industriales que han dejado de tener uso. / Irene Dorta