Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Dos médicos de Burela deberán de indemnizar con 50 mil euros a una paciente a la que, tras una operación, dejaron una gasa en el abdómen

La fiscalía pedía seis meses de prisión

Dos médicos del Hospital da Mariña (Burela) deberán de indemnizar con 50 mil euros a una mujer a la que dejaron una gasa en la cavidad abdominal durante una intervención quirúrgica en febrero de 2014.

Al final todas las partes llegaron a un acuerdo, en el juicio que se iba a celebrar en el juzgado de lo Penal número uno de Lugo, retirando la petición de prisión de seis meses y 18 de inhabilitación que pretendía la fiscalía en sus conclusiones provisionales, además de que se la reparase con 36.303 euros, cantidad que tras la negociación entre las partes sube hasta los 50 mil.

Según el escrito del fiscal, la operación fue llevada a cabo por una médico como cirujana titular y el otro acusado como cirujano ayudante, desarrollándose con “aparente normalidad”, sin embargo se habían dejado una gasa quirúrgica. “Este abandono (de la gasa), que ocasionó a la paciente notables padecimientos durante los meses siguientes, se debió a la omisión por los acusados, cirujanos al frente de la operación quirúrgica y respecto de los cuales el resto del personal sanitario ostentaría una posición subordinada, de las más elementales normas de lex artis”, reflejaba el escrito de la acusación pública que calificaba como delito de lesiones por imprudencia grave.

El abogado de la “lesionada”, Alberto Fernández, precisaba que en el acuerdo se retiró la petición de prisión, seis meses, y que la fiscalía “aceptó el acuerdo”.

“Estuvimos hablando con la fiscalía, con el juez, explicando todos los pormenores y el acuerdo al que habíamos llegado entre los abogados (él mismo y los dos de los procesados) y hay acuerdo”, ha subrayado.

A renglón seguido puntualizó que se harán cargo de la indemnización, 50 mil euros, “directamente las compañías de seguro, subsidiariamente el SERGAS y sí ninguno de ellos pagase serían los médicos”.

Ante una mala praxis médica, Alberto Fernández dijo que no quería “entrar en los hechos, pero sí hay una intervención quirúrgica y se te olvida una gasa quirúrgica dentro, evidentemente la señora no se la puso”.

Como consecuencia de estos hechos, la afectada sufrió varias lesiones cuya curación necesitó, además de tratamiento médico, otra intervención a la que se sometió en noviembre de 2015 y por la que estuvo hospitalizada once día y otros 310 impedida para realizar sus ocupaciones habituales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?