Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

Palencia, el ayuntamiento de los sumisos

El Editorial de Juan Francisco Rojo

Vaya por delante el deseo sincero de que la nueva corporación municipal de la ciudad esté acertada en todas y cada una de sus decisiones. A fin de cuentas, en ello va el futuro de esta Palencia que no está en uno de sus mejores momentos.

Dicho eso, el pleno del pasado sábado que llevó a Mario Simón a la alcaldía no fue el de “La Rendición de Breda”, el famoso lienzo de Diego Velázquez, pero sí fue el de “La Rendición de los Sumidos”. Y esos sumisos no son otros que Simón, Polanco y Lalanda. Traducido a partidos, Ciudadanos, PP y VOX en Palencia. Los tres demostraron tener unas tragaderas sin precedentes en la vida política palentina.

En el fondo Simón nunca quiso ser alcalde y sus compañeros de Ciudadanos, Urbano Revilla y Carolina Gómez, son plenamente conscientes de que no deberían haber accedido al poder con tan sólo tres concejales.

Por otro lado, menuda papeleta la que jugó Polanco en la sesión. Vino a decir que se sacrificaba por el interés de la ciudad. En realidad, lo que venía a confirmar es su falta de peso político. Polanco ha sido un alcalde pusilánime. No pueden poner tu cabeza en una bandeja tras ocho años de Gobierno. No puedes tener nueve concejales y ceder la alcaldía a quien tiene tres porque en los despachos de Madrid y Valladolid han decidido el futuro de Palencia. Y aquí me quiero detener. Si el pacto se hubiera fraguado en los despachos de la ciudad, sería discutible pero asumible. El problema está en que Simón, Polanco y Lalanda han sido títeres de Rivera, Casado, Abascal, Igea y Fernández Mañueco. Vuelvo a Polanco. Sus palabras en el pleno sonaron a despedida. Huele a que le van a premiar con algún cargo. Veremos. De ser así, sería una muesca más en la corporación de los sumisos.

De Sonia Lalanda ya se ha hablado en esta emisora. Votó lo que está en el ADN de su partido. El problema es que antes de votar fue digna, demostrando que en la actualidad es una sombra de lo que fue en su tiempo. Circula por las redes un documento en el que “el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Palencia y en su representación Mario Simón Martín, declara que asume las condiciones pactadas entre el Partido Popular de Palencia y VOX para la investidura de Mario Simón como alcalde”. El documento lo firman Mario Simón de Cs y Sonia Lalanda de VOX. El partido naranja simula estar alejado de Abascal y, sin embargo mantiene una convivencia que diluye el centro en la ultraderecha. ¡Dios te salve Palencia querida! Falta te hace. Esperemos que los sumisos sean al menos buenos gestores. Ahora les toca ponerse a remar y sacar el carácter que no han tenido con los rodillos de sus partidos. ¡Suerte!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?