Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

La novela líquida que narra el vino de Lanzarote

Rayco Fernández capitanea el proyecto Puro Rofe y reivindica la puesta en valor de la diversidad del vino, amando la tierra y contando la historia que hay detrás de cada botella.

SAT El Jable. /

Rayco Fernández es el mercader de vinos con alma. Su proyecto, Puro Rofe, pone en valor la agricultura que subyace y hace posible el buen vino en Lanzarote. Masdache y Tilama son las joyas de la corona, pero también está trabajando con vinos dulces en su bodega. “Detrás de cada vino de Puro Rofe hay una historia y mucho esfuerzo”, explica Fernández, que reivindica reproducir en Lanzarote el modelo de Borgoña, conocido como la zonificación.

“La zonificación supone abandonar un tipo de consumo basado en el marquismo, o el cuñadismo, es decir, tomar una marca de vino y aprendernos conceptos como crianza, reserva o roble, nada más. Eso es un lastre para los vinos con alma”, explica Rayco. “Eso hace que nos olvidemos de las zonas, por eso la zonificación en países como Francia o Italia tiene tanto éxito y es urgente que lo importemos en España y en Canarias”, reivindica el creador de Puro Rofe.

¿Cómo se traduciría eso en Lanzarote? “En Lanzarote hablaríamos de vinos de isla, vinos de villa o de pueblo, vinos de paraje o vinos de finca, parcela o pago”, explica Rayco. Aunque para el consumidor al principio sea confuso, usar esta denominación sirve para poner en valor la diversidad del vino y consigue que el vino cuente la historia que hay detrás. “El vino es una cosa mucho más compleja que simplemente crianza, reserva o roble, es el equivalente a decir que solo existen dos tipos de novelas, las de Vargas Llosa e Isabel Allende. No, hay mucha más variedad”, explica Rayco Fernández.

En definitiva, hablamos de identificar los mejores viñedos de una zona y poner en valor el paraje y la historia que hay detrás. “Es maravilloso pensar que alguien en Australia se está tomando un vino de Taganana, de la parcela Margalagua, que va a buscarlo en un mapa y va a viajar a Tenerife a conocer la historia que hay detrás. Eso es una novela líquida y tenemos que contarla”, explica Rayco. “Claro que se puede y se debe hacer en Lanzarote”, confirma Ascensión Robayna, de la Sociedad Agraria de Transformación El Jable en la sección #PisandoelRofe de Hoy por Hoy Lanzarote. Escucha la entrevista completa aquí.

 

Lanzarote tiene un huerto único con un sabor y una acidez excepcional, lo tenemos muy fácil, aunque no es algo que podamos cambiar de hoy para mañana”, explica Rayco. En los años 70 adquirimos una cultura de “echarle de comer a la gente”, en lugar de “darles de comer”, explica Rayco. “Con los vinos pasa algo parecido en Lanzarote, no podemos hacer vinos para tragarlos, sino para beberlos, debemos disminuir la intervención tanto en viñedo como en bodega y no hacer vinos de souvenir, sino vinos con alma”, explica Rayco. “Se trata de proteger los viñedos excepcionales, los parajes singulares, los ecosistemas equilibrados, de ahí salen esos vinos con alma y la comida que debe acompañarlos”, subyara Ascensión Robayna.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?