Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

El acusado declara estar arrepentido y que sufría una fuerte depresión

Un jurado popular enjuiciará el caso contra el vecino que mató al director de un banco de La Solana. Hasta 15 testigos participan en la vista oral

Un tribunal popular enjuicia a partir este lunes a A.S.C., el hombre que mató al director de una sucursal bancaria de La Solana que también amenazó a otra trabajadora en noviembre de 2016. La Fiscalía solicita 32 años de cárcel. La vista oral se mantendrá hasta el miércoles, en sesiones de mañana y tarde y por ella pasarán una quincena de testigos y forenses, entre ellos agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local que le detuvieron.

Según el escrito de acusación el acusado --español y mayor de edad-- sería responsable de un delito de asesinato por el que se solicitan 22 años de cárcel, además de otro de homicidio en grado de tentativa a la gestora bancaria -B.P.G.A.- para el que piden 8 años de cárcel, y un tercer delito de amenazas a otra de las trabajadoras del banco -R.M.P.G.-, por el que la pena se podría incrementar dos años más. En la vista oral que se va a prolongar, hasta el miércoles, concurren hasta 3 acusaciones particulares; la del banco, la de las empleadas y la que representa a su viuda y sus 2 hijas, que va a solicitar la pena máxima, 42 años de prisión, por los mismos delitos, entendiendo en este caso, que se produjo un delito de asesinato en grado de tentativa en el caso de la gestora, la subdirectora de la entidad.

Cadena SER

Esgrime trastorno depresivo grave

La defensa del encausado pide la libre absolución y va a solicitar la eximente completa por trastorno mental, explicando que en el momento de los hechos presentaba un trastorno depresivo grave, a consecuencia de problemas familiares y una vida desordenada que le llevaron a cometer tragedia que le ha arruinado la vida, asegura.

Los hechos se remontan al 21 de noviembre de 2016 cuando el hombre, empresario, firmó un crédito con la sucursal bancaria por importe de 43.000 euros de los que la entidad le retuvo de forma temporal y por cuestiones de procedimiento, 2.200 euros.

El 23 de noviembre, y después de que otro empleado de la empresa del acusado le dijera que no se había ingresado en su cuenta aún el dinero retenido, el asesino confeso se fue a su casa de Villanueva de los Infantes para coger una escopeta y dirigirse hasta la entidad bancaria Caixabanc de La Solana.

Tras entrar en la oficina, "ya determinado de acabar con la vida de las dos personas que habían participado en la concesión del préstamo hipotecario", se dirigió a la mesa de una de ellas, la gestora para conminarla mientras la apuntaba con el arma, a dirigirse al despacho del director. La víctima, ante el temor de lo que pudiera ocurrir, lo hizo.

Disparó contra el director en su despacho

Cuando ambos se dirigían al despacho, el agresor vio como otra de las trabajadoras del banco quería huir del lugar y, para impedir que lo hiciera y pudiera pedir ayuda, la apuntó con el arma y le dijo "si quieres, sales de aquí", de forma que la víctima atemorizada desistió de sus intenciones.

Junto a la otra víctima, siguió caminando al despacho del director -que estaba con un cliente que pudo huir- le dijo al hombre "me has engañado", tras lo que le disparó en un brazo evitando cualquier acción evasiva, tras lo que rodeó la mesa y, a menos de un metro, le disparó en el cuello acabando con su vida sin que pudiera defenderse.

Mientras, la otra víctima que había retenido consiguió ocultarse tras el mobiliario al tiempo que se movía cada vez que veía acercarse el cañón del arma, por lo que logró evitar que le disparara y el acusado, viendo que no podía, abandonó el lugar aunque fue detenido instantes después por la Policía Local en el interior de la sucursal.

Además de las penas de cárcel solicitadas por estos hechos, la Fiscalía también solicita importantes indemnizaciones, especialmente para la mujer y las hijas del hombre asesinado -que entonces tenían 8 y 12 años-, además de las solicitadas para las otras dos trabajadoras del banco.

En concreto pide 165.284 euros para la viuda del director de la sucursal bancaria y 152.040 euros para la niña más pequeña y 147.000 euros para la otra. Asimismo, solicita que el agresor indemnice con 10.000 euros a la gestora a la que intentó matar y con 3.000 a la trabajadora a la que amenazó de muerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?