Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

El destino del dinero del ciberestafador berciano, un misterio

La Guardia Civil no ha dado con el paradero del botín de la mayor ciberestafa de la historia

La Guardia Civil cuenta parte del botín en efectivo /

La Guardia Civil desconoce el paradero del dinero estafado por el ponferradino Jordi Arias Fernández, el mayor ciberestafador de la historia en España. Poco a poco se desprenden más datos de la investigación que culminó con su detención la pasada semana en un apartamento de la calle Corredera Baja de San Pablo de Madrid. Se calcula que ha podido atesorar cientos de miles, sino millones de euros, estafando a compradores de artículos electrónicos mediante páginas web que eran una copia casi exacta de los portales de venta más conocidos.

Pero la Guardia Civil no sabe a dónde ha podido ir a parar el dinero. Se ha registrado un trastero de su propiedad, pero no contenía nada. Se sospecha que ha podido desviar los fondos a paraísos fiscales o que lo haya convertido en bitcoins, pero por el momento no hay indicios. El detenido se ha limitado a relatar en los interrogatorios que se gastaba el dinero en operaciones estéticas de los pechos de sus novias.

De lo que sí se sabe es del rastro de vanidad, derroche, y actitudes violentas de este joven de 23 años que se trasladó desde el Bierzo a Madrid. Nacido en Ponferrada, se crio en Cubillos del Sil en una familia desestructurada, donde pronto entró en contacto con un entorno de mercheros que cometían delitos de poca monta.

De hecho, Jordi Arias ya había estado en la cárcel por su actividad delictiva. Sus primeros pinitos en las ciberestafas dejaron rastro, lo que supuso que la Guardia Civil se presentase en su casa, ya que el teléfono que utilizaba estaba a nombre de su padre. Las palizas a los colaboradores que lo traicionaban y las mofas hacia sus víctimas eran constantes. Su poca empatía hacia las víctimas le llevaba a protagonizar episodios humillantes, como cuando en cierta ocasión no solo se dedicó a ‘limpiar’ la cuenta de un estafado, sino que además transfirió 5.000 euros a una ONG con el apunte ‘para los pobres’

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?