Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

Aner Uriarte: "La alarma social no modifica el tratamiento de un hecho concreto"

El juez decano de Bilbao, Aner Uriarte, reclama concentrar los juzgados de violencia de género en las tres capitales de la CAV, lo que mejoraría la atención de los casos

Entrevistado en H-14 Euskadi, el juez decano de Bilbao, Aner Uriarte, ha desvinculado las decisiones de los jueces de las posibles alarmas sociales que pueda generar uno o varios casos, y ha abogado por cambios en los juzgados de violencia de género, como su concentración en las capitales de los tres territorios.

Aner Uriarte asegura que la alarma social en sí no provoca una modificación en el tratamiento de un hecho concreto por parte de un juez, pero puntualiza que  el problema es que haya algo más que una alarma social. En ese sentido constata que existe una realidad de agresión hacia las mujeres, lo que supone que haya una legislación, unos juzgados, una ifiscalía y una policía especilaizada. Aún así, el juez decano insiste en que "una alarma social que se genere por varios casos que se dan en un momento determinado no modifican la siguiente aplicación de la ley a un caso concreto."

Uriarte aboga no solo por ampliar los juzgados de violencia machista, sino que defiende la necesidad de concentrar los juzgados de violencia contra la mujer en las capitales de los tres territorios históricos, de manera que todos los servicios anexos al juzgado de violencia se puedan concretar y mejorar en la propia capital. Según el magistrado, esta medida conllevaría además un aumento de los juzgados especializados y en concreto en Bizkaia, la creación de una guardia de permanencia de juzgados contra la violencia sobre la mujer que ahora no existe. Y es que la realidad actual pasa porque ahora los juzgados dejan de recibir asuntos a las 13:00 horas y las órdenes de protección que entran a partir de esa hora son conducidas a través del juzgado de guardia normal.

En torno a otras cuestiones Aner Uriarte reconoce que la interinidad del gobierno mantiene lógicamente en suspenso las reclamaciones que el colectivo de jueces lleva años exigiendo al ejecutivo español.

Sobre las claúsulas suelo, el juez decano de Bilbao afirma que la situación ha mejorado algo gracias  a la estabilidad que han conseuido las plantillas d elos juzgados que se ocupan de estos asuntos, aunque confiesa que el juzgado 11 BIS que recibió el aluvión inicial de casos mantiene todavía una bolsa de entre 4.000 y 5.000 casos pendientes que espera se vayan resolviendo el próximo año.

Además, el juez decano alerta sobre la posible llegada masiva de nuevos casos a los juzgados vascos una vez que se resuelva la sentencia europea sobre el índice IRPH que puede entenderse como una claúsula abusiva.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?