Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

Atrapan al pez que muerde en las playas de Elche

Se trata de un "Golfar Pomatorus saltratix" y lo han cogido en la Playa del Rebollo

Miembros del servicio de Salvamento y Socorrismo del Ayuntamiento de Elche han localizado y atrapado sobre las 13 horas de hoy a un "Golfar Pomatorus saltratix" en la Playa del Rebollo que había mordido a varios bañistas en los últimos días.

Han sido los biólogos del Instituto de Ecología Litoral quienes tras supervisar las imágenes remitidas por el servicio de Salvamento han confirmado que se trata de especie marina.

Desde el instituto explican que se trata de una especie que puede acercarse a la orilla en busca de pequeños peces con los que alimentarse, pero no suelen atacar a las personas.

Respecto a las heridas sufridas por una mujer en la playa de El Rebollo, desde el Ayuntamiento de Elche informan de que a primera hora de la tarde de ayer los servicios de Salvamento y Socorrismo atendieron a una persona que había sufrido algún tipo de posible mordedura mientras se bañaba. Tras ser atendida por los servicios de Socorrismo, la bañista fue remitida al Hospital General de Elche.

Desde el Hospital General se confirma que la persona fue atendida por una "micorrotura" del tendón. La paciente fue atendida en la sala de curas y a las dos horas de su ingreso fue dada de alta para que se hiciera seguimiento a las 48 horas en su centro de salud.

Inmediatamente se adoptó la decisión de colocar la bandera amarilla en El Pinet, La Marina y El Rebollo y se reforzó la vigilancia en la zona.

Así es el pez 'golfar'

'Golfar pomatomus saltatrix' es el nombre científico de este pez, generalmente inofensivo, que ha atacado a un bañista en Elche. Se trata de un pez óseo, de mediano tamaño y comestible, de hecho, es muy apreciado como alimento en las costas del sur de España. Los adultos miden entre 20 y 60 centímetros, hasta máximos de 120 cm y 14 kilos. Tienen una mandíbula muy fuerte, de ahí que algunos lo asemejen con un pez sierra. Viven en bancos de arena cerca de las playas, de ahí la cercanía a las personas, y su actividad es mayormente diurna. Son agresivos con sus presas, fuertes, y se agrupan en pequeños bancos que depredan con velocidad. El golfar ha sufrido sobrepresca debido al interés por la pesca deportiva. No es la primera vez que esta especie ataca a las personas, en 2006 una niña en Alicante sufrió un tremendo mordisco por, supuestamente, un golfar, y estuvo ingresada debido a múltiples desgarros en la mano y el antebrazo. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?