Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un Policía Nacional de vacaciones evita lo que podía haber sido una tragedia en La Calahorra (Granada)

Jesús C. M. Policía Nacional, oriundo de esta población de la comarca de Guadix, está destinado en la Jefatura Superior de Madrid, Comisaria de Distrito Centro.

La Calahorra (Granada) /

 

El sábado 17, La Calahorra (Granada), localidad del Marquesado del Zenete celebraba las fiestas en honor al Santo Cristo de las Penas. En la madrugada de dicho día, en pleno centro del pueblo, donde se concentraba el mayor número de personas participando de un tranquila noche de verano, una persona Magrebí se personó llevando en sus manos un cuchillo de grandes dimensiones.

El policía se encontraba en el interior de un conocido restaurante de la calle Los Caños, y al ver la estampida de personas que entraban al restaurante gritando "tiene un cuchillo, tiene un cuchillo, lo matan", salió al exterior cruzándose con un número elevado de personas en dirección contraria.

De repente observa a un individuo varón junto a una fuente de agua portando un cuchillo de grandes dimensiones en su mano derecha, el agresor se estaba aproximando a una persona, momento en el que el policía de paisano se colocó por la espalda, se abalanzó sobre el agresor, lo agarró por el brazo que portaba el cuchillo cayendo ambos al suelo por unas escaleras.

El agente gritaba "Policía Nacional, suelta el cuchillo, suelta el cuchillo" a lo que el agresor no obedecía.

Al lugar comenzaron a llegar personas que ayudaron al agente, varios de ellos golpearon al agresor, teniendo que intervenir el policía nacional gritando que lo dejaran para evitar que fuese linchado hasta la llegada de los agentes de la Guardia Civil.

En el altercado resultó herida por arma blanca una mujer.

El policía tuvo que ser atendido por los servicios médicos del centro de salud de Alquife por diversos hematomas y magulladuras.

El agresor se encuentra detenido, a la espera de pasar a disposición judicial.

El Alcalde de La Calahorra, Alejandro Ramírez, lamenta los hechos acaecidos en las fiestas de su pueblo y la tardanza en llegar la Guardia Civil que estaba en esos momentos en Guadahortuna, pueblo a casi 70 kilómetros de distancia; teniendo La Calahorra, Alquife y Jerez del Marquesado cuartel de la Guardia Civil.

Reclama una atención más próxima de agentes de la Guardia Civil en su pueblo y pueblos cercanos del Marquesado, especialmente en estas fechas estivales que se llega a cuadruplicar la población.

Señala que este fin de semana se están celebrando fiestas en Albuñán, Aldeire, Huéneja y La Calahorra y no se puede consentir que no se tengan agentes de la Guardia Civil en esta zona.

También agradece la intervención de este agente de la policía nacional de paisano que evitó que este hecho terminara en una tragedia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?