Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Vigilantes infiltrados entre los bañistas para evitar excrementos en las piscinas de Gandia

Es la medida que se ha tomado tras detectar excrementos en una de las piscinas municipales de la ciudad por cuarta vez este verano

Piscina del Centre esportiu Roís de Corella. /

Vigilantes infiltrados entre los bañistas de las piscinas municipales de Gandia. Ésa es una de las medidas que anuncia que va a poner en marcha el gobierno de Gandia para frenar la desagradable situación que ya se ha producido este verano en dos piscinas: en la de Beniopa y en la de Roís de Corella, que han tenido que cerrar durante cierto tiempo tras hallarse en el agua excrementos humanos. Así lo ha asegurado Liduvina Gil, edil de Sanidad y Políticas Saludables de Gandia, a quien hemos entrevistado en el tiempo de Magazine de Hoy por Hoy Gandia.

En una ocasión, se tuvo que cerrar la piscina de Beniopa al detectarse que había un excremento humano. Y lo mismo ha pasado en tres ocasiones en la piscina de Roís de Corella, la última este pasado fin de semana. En definitiva se trata de una moda viral en las redes sociales, mezclada con falta de control de los padres y madres a la hora de meter en la piscina a su bebé con el pañal sin comprobar antes si éste estaba limpio o no.

Liduvina Gil afirma que si se descubre a la persona responsable de la presencia de excrementos, se enfrentará a una denuncia de oficio, además de haber infringido la ordenanza de convivencia. A las cuestiones de insalubridad y de incivismo, hay que añadir la cuestión económica ya que cada limpieza, cuando se detectan excrementos humanos en la piscina, cuesta unos 600 euros.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?