Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

"Nuestra situación es insostenible"

Zaragoza acogerá dentro de poco más de un mes el primer macro juicio colectivo contra una de las empresas para las que trabajan los repartidores a domicilio en bicicleta, Glovo

Los repartidores de comida a domicilio en bicicleta denuncian ser víctimas de la precariedad laboral. Estos trabajadores conocidos como "riders" exigen una mejora de las condiciones porque, entre otras, el beneficio que obtienen por cada pedido es mínimo. Hay 332 repartidores en Aragón y la mayoría están dados de alta como autónomos.

eL PRIMER MACROJUICIO CONTRA GLOVO SERÁ EN ZARAGOZA

ANA SÁNCHEZ BORROY

Zaragoza acogerá dentro de poco más de un mes el primer macro juicio colectivo contra una de las empresas para las que trabajan estos repartidores, Glovo. Más de 300 están citados a declarar el 30 de septiembre en la Ciudad de la Justicia. Lo harán ante un juzgado que tendrá que decidir si la vinculación actual entre Glovo y los riders, como autónomos, es correcta o si deberían pasar a ser asalariados, que es lo que piensan en la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social. Precisamente, fue Inspección quien levantó el verano pasado una acta de infracción contra Glovo y estableció que los riders tenían que pasar a ser asalariados. Esto suponía dar de alta a los riders en el régimen general de Seguridad Social y pagar casi 400.000 euros por las cotizaciones sociales atrasadas durante los ocho meses que duró la investigación, con un 20% de recargo por la demora. Glovo recurrió esta decisión; por eso, ahora la pelota está en el tejado de los tribunales.

¿Qué puede pasar en ese juicio?

Es una incógnita. Para empezar, porque es la primera vez que se celebra un juicio colectivo contra Glovo en España; hasta ahora, han sido procesos iniciados por trabajadores de forma individual. Por otra parte, esos 14 juicios individuales que se han celebrado hasta ahora en primera instancia no nos dejan muchas pistas... Los tribunales dieron la razón 8 veces a la empresa y seis a los trabajadores.

Gran parte de estos "riders" trabajan con contratos precarios que no se corresponden con el de un autónomo. En el caso de la empresa GLOVO, estos "riders" cobran 3 euros limpios por envío y llegan a esperar hasta una hora por pedido. Sin embargo, el principal motivo de sus quejas es el sistema que se utiliza para asignar los pedidos a cada repartidor ya que dicen, es totalmente manipulable.

Darwin, un 'glover' de Zaragoza, denuncia que la situación es "insostenible". "Muchas veces te dan tres horas para trabajar en una semana", explica, "y es imposible pagar los gastos de autónomos trabajando tres o cuatro horas a la semana".

La opinión sindical

Desde CCOO, apuntan que la mayoría de los "riders", son gente joven que quiere ganar dinero y no mira las condiciones del contrato. Y que, aunque consideran este trabajo como un puente para incorporarse a otros sectores, se quedan durante años porque no encuentran otro puesto. Carmina Ramos, responsable de negociación colectiva de CCOO Aragón apunta que, en muchos casos, trabajan como repartidores entre 5 y 10 años.

El primer paso para resolver el problema, apuntan en Comisiones, sería incluir a los "riders" como trabajadores por cuenta ajena y que empiecen a formar parte del sector de la hostelería, con lo que quedarían respaldados por su marco legal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?