Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

73 personas detenidas tras interceptarse una fiesta ilegal en las proximidades de la torre d'en Rovira

Se han producido altercados entre los asistentes y las fuerzas de seguridad y diez guardias civiles han resultado contusionados

Vehiculos policiales y ambulancias en la zona donde se celebraba la fiesta /

73 personas han sido detenidas este domingo después  de que la Guardia Civil, junto con dotaciones de la Policía Local de Sant Josep y de Santa Eulària haya conseguido interceptar una fiesta ilegal que se estaba celebrando en una zona boscosa en las proximidades de la torre d'en Rovira, en Platges de  Comte. Se les acusa de alteraciones y atentado a la autoridad. La mayoría de los arrestados son de nacionalidad española e italiana. El director insular del Estado, Enrique Sánchez, dice que no todos los arrestados tienen el mismo grado de responsabilidad en los graves incidentes.

Y es que se han producido altercados y enfrentamientos entre los asistentes y las fuerzas de seguridad. En los momentos de mayor tensión, un agente de la Policía Local de Sant Josep ha tenido que efectuar un disparo al aire reglamentario para disuadir a un grupo de personas que intentaba agredirle.

Diez agentes de la Benemérita han sufrido heridas leves y también ha sido atendido un policía local con contusiones. Asimismo,  dos de las personas que participaban en la fiesta han tenido que ser ingresadas en el Hospital de Can Misses con contusiones. Se trata de una mujer de 27 años de nacionalidad española y un hombre de nacionalidad italiana.

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep han explicado que tuvieron conocimiento de la fiesta la pasada madrugada, pero al  desplazarse a la zona y comprobar que había una importante aglomeración de personas con música a todo volumen y diversos vehículos, entre ellos camiones, se optó por no actuar por razones de seguridad y se establecieron controles durante toda la noche para impedir que más personas pudieran sumarse a la fiesta.

Esta mañana con una dotación más amplia, también con agentes de la Guardia Cvil se ha intervenido,  pero en el momento en el que se ha conseguido apagar la música e interceptar los equipos de sonido, los asistentes a la fiesta, a esa hora, entre 200 y 300 personas, según fuentes de la benemérita, se han revuelto contra las fuerzas de seguridad a las que han comenzado a acosar y a agredir utilizando todo tipo de objetos contundentes.  Esto ha obligado a pedir refuerzos y a que se trasladaran  a la zona prácticamente todas las patrullas del instituto armado de la isla para poder contener a los asistentes a la fiesta.  Se ha contado también con agentes de la Policía Local de la Villa del Rio,

Los accesos a la Torre den Rovira fueron cortados por la Guardia Civil.

En la zona se había instalado, según el Consistorio,  incluso un escenario para celebrar la fiesta y se han localizado unos 40 vehículos, coches y camiones dispersados por zona boscosa que serán retirados para evitar el riesgo de incendio. Se han intervenido equipos de sonido y un generador con abundante combustible. También se han recogido diversos perros de raza peligrosa, que han sido retirados a sus propietarios al no disponer de la acreditación correspondiente.

El alcalde de Sant Josep, Josep, Marí Ribas,  que ha seguido el operativo junto con el teniente de alcalde, Ángel Guerrero, ha mostrado su "rechazo frontal a las fiestas ilegales, porque suponen un riesgo para las personas, empezando por las que acuden, y para nuestro patrimonio natural, porque cualquier situación accidental pueda acabar en una desgracia que lamentaremos durante años". Todo ello, dice Marí Ribas, "junto con las molestias que causan a vecinos y turistas y que no toleraremos".

El alcalde ha agradecido la labor y profesionales de los efectivos policiales y de la Guardia Civil y también ha felicitado a los miembros de Protección Civil y al servicio de emergencias sanitarias.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?