Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Desarticulada una banda de aluniceros que robaba tiendas de telefonía

Se les imputan robos en 32 tiendas de ciudades de toda España, entreellas en Elche y Santa Pola

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada a cometer robos con fuerza mediante el procedimiento de alunizaje en tiendas de telefonía de toda España.

El objetivo de los asaltos eran los productos expuestos en la tienda y expositores, cuyo destino final era Rumanía. Operaban de noche y con rapidez, incluso en menos de un minuto, recopilaban los terminales y huían del lugar.

Para cometer los robos se desplazaban por todo el territorio nacional y, hasta el momento, se les imputan 32 robos con fuerza en 23 ciudades de toda España. Hay 20 detenidos. 11 en España, 4 en Rumanía, 3 en Francia, uno en Italia y uno en Suecia, entre los que se encuentra el líder de la organización.

Hasta el momento se les imputan 32 robos con fuerza por el método del alunizaje en tiendas de telefonía ocurridos en Albacete, Valencia, Sagunto, Alzira, Reus, Torrente, Cartagena, Tarragona, Elche, Pamplona, Onteniente, Miranda de Ebro, Calatayud, Burgos, Sevilla, Teruel, Santa Pola, Gandía, Murcia, Sabiñánigo (Huesca), Mollerusa (Lérida), Villareal y Elda.

El valor de los teléfonos robados alcanzaría los 700.000 euros, y se han  recuperado 116 terminales.

50 segundos para robar una tienda

La investigación comenzó en el año 2017 a raíz de un robo una tienda de Albacete por medio del método del alunizaje, y en el que sustrajeron teléfonos valorados en 23.000 euros.

El objetivo de la organización eran tiendas de telefonía móvil que asaltaban a altas horas de la madrugada, utilizando siempre uno o dos vehículos previamente sustraídos, y que empotraban en la puerta o escaparate del establecimiento para poder acceder al interior. Además, empleaban una maza para romper la cerradura de la puerta de entrada al almacén del establecimiento y sustraer también los teléfonos almacenados.

Fruto de las investigaciones realizadas, los agentes averiguaron que los miembros de la organización estaban altamente especializados en este tipo de robos y se desplazaban a varias provincias para ejecutarlos. En varios de los asaltos el tiempo empleado para cometerlos era muy escaso, incluso de cincuenta segundos para recopilar toda la mercancía. También podían recorrer en una sola noche más de 1000 kilómetros para cometer los hechos.

Una vez que un grupo de integrantes de la organización ejecutaba varios robos, abandonaba España y dejaban paso a nuevos miembros de la organización llegados de Rumanía. Igualmente, los investigadores constataron que la organización enviaba los teléfonos robados a ese país a través de empresas de paquetería.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?