Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Susto al Barcelona antes de la Champions

El Bidasoa-Irun vuelve a plantar cara al topoderoso campeón de la Liga Asobal en el Polideportivo Artaleku y emprende viaje a Eslovaquía para volver a la máxima categoría continental contra el Presov

Imagen del partido entre Bidasoa y el Barcelona en Artaleku /

El Bidasoa-irun ya piensa en la Champions League. Pero antes deberá quitarse de encima esa sensación de satisfacción, tristeza y cabreo que seguro sienten sus jugadores después de haber tenido contra las cuerdas al todopoderoso campeón de Liga Asobal, el Barcelona, y no hace logrado rematar una faena de las de cortar las orejas, el rabo y salir a hombros por la puerta grande de la plaza.

Así viajará el equipo bidasotarra a Eslovaquía para volver a la máxima competición continental 25 años después de haber ganado la Copa de Europa. Será el sábado, contra el Tatran Presov, un partido histórico se mire por donde se mire, para soñar, porque hace sólo tres años ascendía a la Liga Asobal tras años muy duros en la División de Honor Plata. No tendrán tiempo apenas de descansar los jugadores irundarras tras el esfuerzo mayúsculo realizado contra el Barcelona.

Fue un esfuerzo al final baldío, porque el Bidasoa-Irun perdió contra el Barcelona, pero el partido que hicieron los de Jacobo Cuetara fue para enmarcar, especialmente una primera parte casi inmaculada que les permitió llegar al descanso con un sorprendente empate (14-14). El Polideportivo Artaleku soñaba de nuevo con las grandes gestas de su Bidasoa, y disfrutaba de nuevo poniendo contra las cuerdas a un super equipo, hecho a base de talonario, acostumbrado a arrasar allá por donde pasa. No por Irún. Ganó, sí (23-26), pero sufriendo de lo lindo.

Porque ni cuando parecía que encarrilaba el marcador, con diferencias máximas de cuatro goles, el Bdasoa bajaba los brazos. El comienzo de la segunda mitad fue su perdición. La puerta en escena no fue la correcta, y el Barcelona se cobró una pequeña renta que a la postre resultaría determinante. Porque cuando Cuetara ajustó de nuevo sus piezas, el Barcelona ya no pudo aumentar su ventaja, es más Bidasoa fue capaz de reducirla hasta tener la opción de meterse de nuevo más en el partido teniendo balón para ponerse dos abajo. No pudo ser, pero Bidasoa, otra vez con una defensa soberbia (dejar en 26 goles al Barça tiene mucho mérito), fue capaz de meter miedo al Barcelona antes de viajar a Eslovaquía. La Champions espera, os la contaremos en Radio Irún, y si Bidasoa juega como contra el Barcelona, nos vamos a divertir mucho. Ya lo verán. Mejor dicho, lo escucharán.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?