Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los arquitectos piden que se estudie el derribo de la estación de RENFE para facilitar la conexión peatonal entre la calle Dato y el campus

La delegación alavesa del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro ha presentado alegaciones al estudio informativo del soterramiento del tren de Vitoria

El futuro de la estación de RENFE, a debate /

Los arquitectos alaveses también se suman al debate sobre el soterramiento del tren en Vitoria. La delegación alavesa del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro ha presentado alegaciones al estudio informativo aprobado inicialmente por el Ministerio de Fomento.

En un documento al que ha tenido acceso la CADENA SER, los arquitectos ven carencias en el trazado no soterrado por Salburua y Zabalgana, abren la puerta a eliminar el actual edificio de la estación de RENFE y apuestan por no construir el tunel para la circulación de coches.

¿Eliminar la actual estación de RENFE?

El estudio informativo de Fomento prevé mantener el actual edificio de la estación de RENFE. La idea es añadirle una estructura acristalada. Pero los arquitectos consideran que mantener la estación en su ubicación actual "impide la continuidad del eje principal del Ensanche del XIX y bloquea las posibilidades de conexión con el sur de la ciudad, especialmente con la zona universitaria". "Se impide la posibilidad de crear un potente eje visual y funcional, desde la calle Dato hasta la antigua Residencia de Las Nieves", explican los arquitectos alaveses en su alegación. Esto permitiría "un itinerario peatonal de 835 metros desde la calle Postas hasta el vicedecanato de la UPV en la calle Nieves Cano".

Es decir, la estación de RENFE en su ubicación actual es un obstáculo entre la calle Dato y el nuevo bulevar que nacerá con el soterramiento. Evitar esas "interrupciones" sería para los arquitectos "uno de los mayores éxitos para la total regeneración y renovación dentro de la ciudad".

Por eso, los arquitectos proponen que se abra el abánico de posibilidades para permitir que se pueda optar por un edificio en otra ubicación. Y consideran que esa decisión debería tomarse a través de un concurso de ideas promovido desde las instituciones.

Sobre la riqueza arquitectónica de la estación de RENFE, los arquitectos señalan que su desaparición es "congruente con la magnitud de la operación del soterramiento, máxime cuando su constitución y aspectos tipomorfológicos resultan mucho menores que los de la antigua estación de autobuses", que fue demolida hace dos décadas para construir el museo Artium.

Contra el túnel para el tráfico de coches

En los planes de Fomento, y a petición del Ayuntamiento de Vitoria, se incluye un tunel soterrado de cuatro carriles para coches que discurrirá por el centro, entre el Paseo Carmelo Bernaola -en las cercanías de la rotonda de portal de Castilla- y pasado el puente de San Cristóbal (que se va a eliminar). El Ayuntamiento quiere construir esta carretera para avanzar en las peatonalizaciones de las calles Manuel Iradier y Florida.

Los arquitectos apuestan por esa conexión para los coches pero en superficie. Consideran que construir ese túnel para coches no es imprescindible porque "las grandes dimensiones del espacio urbano liberado" permiten que los vehículos puedan ir en superficie sin que suponga molestias para los vecinos, y permitiendo además que compartan espacio con el tranvía que se proyecta por ese eje.

Las ventajas son varias, según los arquitectos. Por un lado es "más económico" y se podría destinar ese dinero a solucionar las "carencias del proyecto en Salburua y Zabalgana", ha explicado a la CADENA SER Patxi Cortázar, vocal del Colegio de Arquitectos. Además se evitarían "zonas marginales" como las subidas y bajadas del túnel o el propio túnel. Y ofrecería "una experiencia visual más rica" que la de un túnel enterrado.

"Cabe añadir que la alternativa de soterrar el tráfico no supone suficiente garantía de éxito, basta contemplar el dudoso resultado de la zona del Centro Comercial Bulevar", argumentan los arquitectos en su alegación al Ministerio de Fomento.

Deseable la totalidad del soterramiento

Los arquitectos consideran que en Zabalgana debería soterrarse un tramo del trazado ferroviario, como ha ocurrido en Salburua, donde se va a soterrar el inicio de la Avenida Capital de Euskadi hasta el cruce con Bulevar de Salburua. Sobre Zabalgana dicen los arquitectos que "hubiera sido deseable la totalidad del soterramiento, o algo similar a lo que se plantea en Salburua".

Ante la intención de las instituciones de dejar en superficie el tren a su paso por los nuevos barrios, los arquitectos apuestan por "tratamientos blandos" como, por ejemplo, "estructuras metálicas permeables que cubran el trazado y permitan el desarrollo de vegetación". Una especie de "falsos túneles" como alternativa a las pantallas acústicas y "muros" que propone Fomento. Los arquitectos dicen que estas medidas más ambiciosas podrían financiarse con el ahorro de no soterrar el tráfico de coches en el centro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?