Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Estalla la fiesta

Aranda vive un colorido inicio festivo con un Cañonazo que incluye varias referencias a su candidatura a la Capitalidad del Vino 2020

El Cañonazo volvió a congregar a un multitudinario público mayoritariamente juvenil frente a la Casa Consistoria y sus aledaños /

Ni a derecha ni a izquierda. Ni un solo hueco vacío hasta donde alcanza la vista desde el balcón de la Casa Consistorial de Aranda tanto en la Plaza Mayor como en la calle la Sal y sus bifurcaciones. Una marea humana que un año más no ha querido perderse el momento en el que de manera oficial comienza la fiesta en Aranda: el disparo del Cañonazo y sus previas doce salvas. Con un público joven concentrado justo bajo el balcón, donde tácitamente, ya se sabe, quien se acerque acaba duchado con bebidas gaseosa y “tuneado” con colorante, mayoritariamente amarillo.

A los lados, los más prudentes, por edad o por gusto, pero que no quieren perderse un ápice del inicio festivo, donde a partes iguales tiene protagonismo el color y la música. Porque hace ya años la música entretiene la espera del cañonazo desde una hora antes, que también desde hace media docena de años protagoniza DjZiry. Con guiños a alguno de los grupos míticos o que más calor popular reciben en Sonorama y con los imprescindibles para quienes buscan mover los cuerpos al ritmo de las melodías más pegadizas.

Dj Ziry volvió a ser el responsable de animar la espera del Cañonazo / Cadena SER

Pero es cuando apenas quedan dos minutos para las doce cuando el éxtasis llega y no precisamente con el último éxito de C Tangana, sino con la pieza de los maestros Juan Abad Barrasús y Luis Arámburu, autores de letra y música respectivamente del himno de Aranda. Con más voluntad que atino, pero con toda la emoción del mundo son sobre todo los jóvenes quienes ambientan y van poniendo en pista de salida el segundo más sonoro de todas las fiestas: el del estallido del cohete que se gana su mayúscula y adquirir mayoría de edad a las doce en punto cuando se convierte en Cañonazo tras ser prendido por la autoridad competente. Este sábado 14 de septiembre el cohete ha restallado en un cielo más limpio de lo que auguraban las previsiones para que lo que se desbordara en el suelo fuera las ganas de fiesta y el ambiente festivo esperado desde hace casi un año, cuando otro cohete, el último de la traca, clausuró las fiestas de 2019

Y a partir de aquí, todo rodado. Nunca mejor dicho, porque enormes balones multicolores junto a otros blancos con el logo de la candidatura de Aranda a ser Ciudad Europea del Vino 2020 han comenzado a botar sobre las cabezas del público que encuentra cada año diversión en lanzar de lado a lado de la plaza estos inmensos globos. Por cierto que han sido numerosos los invitados y habituales de este acto que portaban las camisetas con la referencia a la candidatura arandina a la capitalidad del vino del próximo año.

Otros elementos cayeron antes del balcón municipal, desde donde se arrojaron centenares de viseras con el azul oficial arandino y el escudo de la villa en su frontal.

La concejalía de Festejos obsequió al público del Cañonazo con viseras azules con el escudo de Aranda que se lanzaron desde el balcón de la Casa Consistorial / Cadena SER

Un elemento con el que fueron muchos y muchas quienes completaron su atuendo, en el que, sin que falte el pañuelo de hierbas, otra prenda ha ganado peso en los últimos años como “uniforme” de este acto del Cañonazo: el tutú de gasa, de todos los colores imaginables, portado indistintamente tanto por chicos como chicas.

Los tutús (y el colorante amarillo) están de moda entre el público del Cañonazo / Cadena SER

El color en el que han coincidido mayoritariamente quienes han poblado este cogollo festivo es en el malva: el de la pulsera que los voluntarios y voluntarias de Protección Civil han repartido en los accesos a los bajos del balcón municipal con el slogan “Construyendo relaciones igualitarias”, una iniciativa de la Concejalía de Acción social a favor de la igualdad y contra las conductas machistas.

Pulseras que se han repartido entre el público del Cañonazo con el lema "Construyendo relaciones igualitarias" / Cadena SER

La animación musical ha mantenido las ganas de fiesta de los asistentes a este acto que no manifestaban ninguna intención de disolverse del entorno de la Casa Consistorial, donde han permanecido hasta que de nuevo el himno de Aranda, en este caso con la versión contemporánea de Maldito Reloj, ha puesto el colofón a los primeros compases de las fiestas, para dar el relevo a los Gigantes y Cabezudos que ya esperaban impacientes su turno de salir a escena por las calles del centro.

Color, movimiento, sonido y melodía festiva la del mediodía del primer sábado de fiesta con la que Aranda inicia nueve días de diversión, acogida, convivencia y disfrute.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?