Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Estreno soñado

La Real Sociedad pasa por encima del Atlético de Madrid en la inolvidable inauguración del 'Reale Arena', gracias a los goles de un inmenso Odeggard y el debutante Monreal. Casi 35.000 espectadores, cifra record del estadio

Odegaard se zafa de Tripier en el duelo del Reale Arena / ()

Fue el estreno soñado. Gracias a los goles de Odeggard y Monreal. Y con las palabras de su entrenador como prólogo de todo. Como si fuera un predicador de la Iglesia txuri-urdin, Imanol Alguacil dejó dos frases que han tenido que servir de inspiración a sus jugadores para que la Real Sociedad haya pasado literalmente por encima del equipo del Cholo Simeone en un estreno inolvidable del Reale Arena. Dos frases que definen bien lo que es el oriotarra como técnico, y por extensión a su equipo. Apúntenlas bien.

-“Debemos ganar las disputas que habitualmente gana el Atlético”. Dicho y hecho. A partir de ahí se ha fundamentado el espectacular triunfo de la Real Sociedad. Los realistas han volado literalmente, mientras los colchoneros parecía que llevaban plomo en las botas. Han ganado todos los balones divididos, se han llevado todos los rechaces, han ganado en anticipaciones y suyas han sido las segundas jugadas. En definitiva, ha puesto más intensidad que el Atlético, al que han ganado con sus armas. Luego la calidad de Ødegaard, Portu, Oyarzabal, Isak y compañía han hecho el resto. Imanol tenía bien estudiado al Atlético. Todo pasaba por anularle, lo que habitualmente hace Simeone.

-“No es la inauguración, es el partido que tenemos que ganar”. ¿Puede existir una frase motivacional más acertada para que un jugador de la Real afronte este partido? Imanol dio con la tecla con una frase que fue en si misma toda una declaración de intenciones. Porque es la mentalidad con la que han salido los donostiarras, como auténticas locomotoras, motivados hasta el extremo, lo que les ha permitido llegar donde no llegaban los jugadores del Atlético. Igual que la grada, que se ha enchufado desde el principio hasta el final, consiguiendo una comunión clave para lograr el estreno soñado del nuevo campo.

Esta vez, ganó Imanol. Es justo reconocérselo. Porque tras el derbi vasco de San Mamés le llovieron las críticas. Su plan no salió, le superaron y no pareció no tener capacidad de reacción. Contra el Atlético parecía tener todo un guión parecido, porque su presión alta también generó incertidumbre a la hora de sacar la pelota a los realistas. Pero Imanol demostró tener la lección aprendida, y esta vez sí varió, encontró alternativas, y la Real pudo crecer para encontrar de nuevo su estilo. El resto es historia, historia de la buena, de la que no olvidarán nunca en San Sebastián. Imanol cumplió. Quería ser el entrenador que ganó en la inauguración del Reale Arena. Ahí lo tiene. Merecido. Esta vez ganaste, mister.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?