Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Con el material arruinado y sin poder seguir trabajando tras la gota fría

Los vendedores de la feria de verano lamentan la clausura anticipada por parte de la empresa y exigen a la Autoridad Portuaria una investigación

Varios policías comprueban el estado de las casetas del mercadillo en el Puerto el día de la gota fría. /

Los vendedores de la feria de verano del puerto de Alicante lamentan que tras los desperfectos que la reciente gota fría causó a su material y a las casetas donde éste estaba expuesto, ni la empresa les haya indemnizado ni nadie les haya dado explicado por qué en los días posteriores no han podido seguir trabajando. Y ello, cuando la contrata con esta firma, Geser, les permitía exponer hasta este domingo 22, dicen.

Reconocen que la organización de la feria, que comenzó el día 1 de julio y se lleva periódicamente a cabo en el muelle desde hace varios años, depende de una empresa privada, pero creen que el puerto "debería investigar" si esta firma contaba de verdad con todas las licencias pertinentes. Se preguntan qué hubiera pasado si en lugar de solo producirse daños materiales, también hubiera habido víctimas.

Fran Acevedo, uno de estos 70 vendedores, explica que muchos compañeros perdieron todo lo que tenían expuesto y ahora, por un lado, al tratarse de un fenómeno natural, la empresa no se hace responsable, y por otro, se les han descontado días de exposición que tampoco les han sido compensados.

Desde el puerto, por su parte, responden que éste "ha estado implicado desde el primer momento", y que "corresponde a la empresa organizadora contactar con sus clientes e informarles de cualquier situación".

Alegan que "cuando se realiza un evento, como este mercado en la Plaza del Puerto, a la empresa se le solicita que aporte un Plan de Emergencias, y un proyecto técnico de viabilidad, y que en este caso concreto, al recibir la alerta meteorológica, contactaron con ella para que reforzara sus medidas de seguridad, algo que sucedió en los días previos a la DANA.

Añaden que el jueves 12 una racha de viento derribó varias casetas, causando daños materiales "de escasa cuantía, aunque aparatosos" y que se acordonó la zona para que no se produjeran daños personales, a la espera de un informe técnico sobre el estado de las casetas. Fue el arquitecto contratado por la empresa organizadora quien realizó el informe y determinó que no estaban en condiciones para su uso, y es con ese certificado de inviabilidad, apuntan, con el que tendrán que reclamar a la empresa organizadora; un tema en el que "el Puerto no tiene nada que ver", concluyen las mismas fuentes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?