Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 13 de Octubre de 2019

Otras localidades

Cuando la prueba ciclista más dura era ser mujer

La V edición de 'La Clásica Otero' rinde homenaje a las pioneras del ciclismo femenino español Faustina Valladolid, Mariví Fustero y Montserrat Torres

La ciclista Montserrat Torres con sus compañeras en una prueba ciclista /

La V edición de la marcha cicloturista 'La Clásica Otero' celebrada el 21 y 22 de septiembre en Madrid, homenajea a las pioneras del ciclismo femenino en España Faustina Valladolid, Mariví Fustero y Montserrat Torres.

Una marcha de 30km con salida desde el Km0 de la Puerta del Sol, recorriendo los lugares más emblemáticos de Madrid: Gran Vía, Plaza de España, Princesa, Moncloa y Ciudad Universitaria hasta llegar a Casa de Campo dónde realizarán el circuito Enrique Otero, continuando por la Ronda de Segovia y Palacio Real para terminar en Puerta del Rey. 

En una época en la que el ciclismo era un deporte totalmente masculino e incluso el pantalón corto en una mujer sorprendía, y que en definitiva, el deporte se hacía cuesta arriba, ahí estaban ellas: 

Montserrat Torres, que este año estará presente en la 'Clásica Otero' comenzó en el ciclismo en el año 1972 tras ser diagnosticada con una parálisis, fue introducida en el deporte por sus hermanos. En el año 1975, participó en su primera competición en una carrera femenina en el velódromo de Madrid, posteriormente en 1978 y con tal solo 17 años se convirtió en la primera mujer española en participar en el mundial de Alemania. 

Montserrat Torres en una bicicleta de 'Otero Ciclos' / 'Otero Ciclos'

Hasta el año 1982, el año de su retirada, estuvo compitiendo en los primeros campeonatos femeninos de ciclismo de España, ganando un gran número de ellos en especial en Cataluña.  Posteriormente pasó a convertirse en la primera directora deportiva en un equipo femenino, seleccionadora catalana y organizadora de pruebas femeninas.

Otra de las homenajeadas es Faustina Valladolid (Madrid 1914 - Buenos Aires 2005), pionera del ciclismo femenino en los años 30. Fue premiada varias veces y  llegó a fundar el 'Club Ciclista Femenino' con otras aficionadas, tras formar parte del 'Velo -Club Portillo' fundado por Enrique Otero. Comenzó a practicar este deporte con 20 años con su novio y posteriormente marido, Demetrio Acero quien era aficionado. 

Faustina Valladolid / 'La Clásica Otero'

Tras ser madre, en el año 1945, y aunque el ciclismo estaba desaconsejado para las mujeres, protagonizó dos grandes pruebas a contrarreloj de 100 km gracias a las gestiones del 'Velo-Club Portillo' y para lograr el récord oficial femenino de España el Ayuntamiento de Madrid le permitió rodar en el paseo de coches del parque del Retiro. El club le entregó un diploma para transmitirle su admiración <<por la lección ejemplar de su actuación deportiva y ser un modelo insuperable de entusiasmo y laboriosidad>>. 

Debido a sus hazañas se convirtió en un referente del deporte femenino lo que permitió abrirle las puertas a otras jóvenes. En 1949 emigró a Argentina con su marido y una de sus hijas, Aurora, desapareciendo del mundo público. Trató de continuar con sus entrenamientos, pero los acabó abandonando por los continuos insultos de la gente por la calle cuando pasaba y el peligro que corría su vida cuando los coches, que no respetaban a las mujeres en la carretera, intentaban atropellarla. 

Desde que Faustina se fue de España en 1949, no se volvió a celebrar una prueba ciclista femenina hasta el año 1979, ya llegada la democracia, con el 'I Campeonato de España de Ciclismo Femenino'. Actualmente un centro deportivo del distrito de Vicálvaro ha pasado a llamarse 'Faustina Valladolid', uno de los primeros en recibir el nombre de una mujer deportista de la ciudad. 

Mariví Fustero / 'La Clásica Otero'

La otra homenajeada es Mariví Fustero, que además de ciclista se convirtió en la primera mujer médico del Equipo Ciclista profesional y llegó a ser la doctora de la Selección Española de Ciclismo en los años 80. 

 'La Clásica Otero 2019'

La 'Clásica Otero' llega por quinto año consecutivo a la Ciudad de Madrid dentro de los actos del Ayuntamiento para celebrar la Semana Europea de Movilidad. Una marcha no competitiva de bicicletas de época y otro tipo de bicis así como tándems, de carretera, o réplicas con palanca de cambio. Algunos de los corredores irán vestidos con ropa y calzado de la época y el pelotón será acompañado por coches de época y un autobús de los años 80. 

El recorrido homenaje del sábado tiene una dificultad apta para todos los públicos y será gratuito para las mujeres. El domingo, serán dos recorridos con salida y llegada en San Lorenzo del Escorial. Uno de ellos 'La Marcha' tiene una longitud de 62,6km y 'La Épica' de 65,2km con ascensión al puerto de la Cruz Verde. 

Finalizará con una comida y obsequios para todos los inscritos y se reconocerá al participante más joven, al más mayor y al más elegante tanto masculino como femenino y la bici más original. Este evento es organizado por Sol Otero, hija del exfabricante y diseñador de bicicletas Enrique Otero de la tienda madrileña 'Otero Ciclos' en la Calle de Segovia, dónde se podrán alquilar bicicletas para aquellos que no dispongan de una. 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?