Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Desmontando a Chicote

Indignación por el recital de "topicazos" y la pésima imagen ofrecida de la ciudad en el capítulo que abre la séptima temporada de "Pesadilla en la cocina"

Chicote y el propietario del Mosto Tejero median en una "pelea" entre camareros /

Vaya por delante mi sincera felicitación a Alberto Chicote, a la productora, al programa "Pesadilla en la cocina" y a Atresmedia. El primer capítulo de la séptima temporada del reality obtuvo un resultado notable en su estreno. Ya que en la guerra encarnizada de las audiencias logró un empate técnico (el 9,4%) en el segundo puesto con "Estoy vivo", de TVE, la noche del 3 de octubre. Lejos. eso sí, de "GH VIP", que barrió con un 30,2%, aunque todo el mundo siga asegurando que no ve este programa ni ningún otro de Telecinco.

El chef y el grupo mediático que le paga una pasta gansa por el programa de marras han cumpido perfectamente su objetivo. Y eso a estas alturas de la película es para algunos mucho más satisfactorio, reconfortante y rentable que la más tranquila de las conciencias.

Chicote muestra a Juanete Tejero la mugre de la campana extractora / Atresplayer

Otra cosa es la estela de indignación que, con toda la razón, ha dejado en Jerez el capítulo en el que el ya clausurado Mosto Tejero protagonizaba el enésimo "milagro" de Chicote y su equipo, y que fue grabado hace año y medio.

He de decir que hasta esta noche, veinticuatro horas después de su emisión, no lo había visto. Y que si no hubiera sido por las decenas de mensajes de whatsapps que recibí entre la noche del jueves y la mañana del viernes no hubiera hecho nada por verlo, ya que no soy consumidor habitual de este tipo de productos televisivos de dudosa calidad y talento.

Esto no quiere decir que no conozca bastante bien los entresijos de estos programas, donde nada se deja a la improvisación, donde nada es lo que parece y donde se juega de principio a fin con las emociones de unos espectadores a los que hay que estimular como sea para evitar que cambien de canal.

Chicote trata de convencer a Tejero para que no se marche en el tractor / Atresplayer

Por Alberto Chicote siento un gran respeto como gran profesional de la cocina que es. Otra cosa es que me guste bastante menos el papel mediático de "poli malo" que lleva años interpretando y que es lo que de verdad le permite hace caja. Millón y cuarto de espectadores, más otro puñado de curiosos que como yo decidieron verlo repetido en Atresplayer, fuimos testigos del recital de "topicazos" de lo jerezano y lo andaluz tan desafortunado como poco imaginativo. Desde la entrada a caballo del cocinero madrileño en la venta, hasta los cantes del propietario y sus amiguetes, pasando por el despropósito del "palito cortado", el venenciador rellenando catavinos en medio de todo el desaguisado y el personal echándose a pelear para ver quién es más vago. Todo aderezado con escenas supuestamente emotivas o presuntamente violentas, que cuando no estaban forzadas eran una descarada sobreactuación.

Con toda seguridad, si el bueno de Alberto Chicote hubiera mostrado toda la magia que encierra la verdadera ruta del mosto y los paisajes de los pagos que forman el maravilloso entorno rural de Jerez, se hubiera documentado sobre el origen de estas ventas y hubiera puesto al palo cortado donde José Luis López Linares con su impagable (es un decir) documental, "Pesadilla en la cocina" no hubiera registrado tan exitoso debut. Por que la zafiedad, la grosería y el mal gusto venden, pero no lo otro. Y el telespectador no tiene tentación alguna de cambiar de canal mientras a Chicote se le queda enterrada una zapatilla en el fango, el dueño del Mosto sale huyendo en un tractor, dos camareros se lían a insultos y a mamporros detrás de la barra o chef y propietario se marcan una escenita en lo alto de un cerro que no gana en credibilidad ni en dramatismo si quiera con las teclas del piano de fondo.

El Mosto Tejero, ya restaurado por el equipo de "Pesadilla en la cocina" / Atresplayer

Señores, la televisión es un circo y a quien a estas alturas le ofenda, me temo que sólo le queda la opción de patalaer y esperar que el tiempo lo cure todo antes de que otro Mosto Tejero y otro Chicote de turno vengan a robarnos la paz y a reactivar ese orgullo jerezano de ordinario tan adormilado para cosas verdaderamente importantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?