Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Esta es la solución que espera Benamaurel

El Ejército de Tierra instaló entre noviembre de 2018 y enero de 2019 tres puentes en apoyo a la población civil en diferentes provincias españolas afectadas por las riadas de hace un año

Carretera A-4200 cortada por los efectos de la gota fría /

Vecinos de la comarca de Baza muestran estos días en las redes sociales su queja y hartazgo por la tardanza de las administraciones a la hora de encontrar soluciones provisionales al corte de la A-4200 por las riadas de hace un mes; y que pasan por la adecuación de un paso alternativo o un puente móvil temporal sobre el río Baza. Por lo pronto, el Ministerio de Defensa pide al Ayuntamiento de Baza que amplíe con más documentación su solicitud de ayuda para así poder analizar con más detalle esa petición.

En las redes sociales proliferan ya los mensajes recordando las actuaciones de la Unidad Militar de Emergencias en situaciones similares. En ellos se recuerda que el Ejército de Tierra instaló entre noviembre de 2018 y enero de 2019 tres puentes en apoyo a la población civil en diferentes provincias españolas afectadas por las riadas de octubre del pasado año.

Aquellas fuertes lluvias dejaron numerosos daños materiales en buena parte del país. Ese fue el caso de las poblaciones sevillanas de El Rubio y Casariche, cuyos accesos por carretera sufrieron graves desperfectos a causa de las riadas que, una vez evaluados, obligaron a habilitar pasos provisionales por parte de las unidades de pontoneros e ingenieros del Ejército. Lo mismo ocurrió en la localidad mallorquina de Artà que también recibió la ayuda de los militares tras las fuertes precipitaciones del mes de octubre de 2018. Como en los otros dos casos, los especialistas instalaron un puente temporal en el tramo de acceso al municipio para evitar el aislamiento de sus vecinos. El Regimiento de Especialidades de Ingenieros 11 de Salamanca y el Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros 12 de Zaragoza se encargaron del montaje, mantenimiento y supervisión de estas instalaciones.

En El Rubio, el puente del Ejército entró en funcionamiento un mes después de las riadas, en Artà se instaló a comienzos de diciembre y en Casariche se montó la última semana de enero de este año. El proceso siempre es idéntico: el Ejército se desplaza a los lugares en los que se requiere su intervención para coordinar estas labores con las autoridades y con las empresas civiles, que llevan a cabo las tareas de acondicionamiento de orillas y accesos. Una vez que llega al punto de actuación todo el personal y el material para el montaje, solo es cuestión de horas su puesta en funcionamiento. Por ejemplo, en menos de 48 horas puede quedar completamente instalado un puente militar tipo 'Bailey Ancho' de 27 metros de longitud, 4,20 metros de ancho de calzada y con límite de carga de hasta 60 toneladas de peso, como el instalado en Casariche.

EJEMPLO DE PUENTE PROVISIONAL

Los puentes tipo Bailey son tendidos de apoyos fijos que permiten su montaje de manera rápida y trabajando desde una única orilla del río. Se montan con piezas que se van ensamblando y lanzando sobre unos rodillos hasta la orilla opuesta.

Este tipo de infraestructura, que permanece instalada de manera temporal hasta que el puente de obra sea reconstruido, necesita un mantenimiento continuo de ajustes y refuerzo de materiales, por lo que las visitas de reconocimiento de los expertos militares son habituales mientras permanezca en uso.

OTROS MONTAJES

La hemeroteca sirve para anotar otras tantas intervenciones de los especialistas del Ejército de Tierra en situaciones de emergencia. Por ejemplo, en 1999 efectivos del regimiento de Ingenieros de Salamanca se desplazaron hasta Nicaragua para ayudar a los damnificados por el huracán Mitch. En el año 2000 tendieron dos tramos de puente Bailey en la localidad tarraconense de El Vendrell. En 2004 los vecinos de Morés, en la provincia de Zaragoza, asistieron al montaje de un puente de similares características sobre el río Jalón. En noviembre de 2006 instalaron otro puente Bailey en la localidad zaragozana de Villafranca de Ebro para permitir el paso provisional sobre el río Ebro durante las obras de construcción de una autopista. A partir de ahí se han sucedido más actuaciones de los militares, como la de 2007 en la localidad alicantina de Beniarbeig, donde se tendió otro puente de este tipo para dar solución temporal a unos vecinos que debían dar un rodeo de 5 kilómetros mientras duraron las obras de reconstrucción del tramo original destruido por las riadas de aquel año.

Los vecinos de los pueblos de la Comarca de Baza afectados (Benamaurel, Cortes de Baza, Castilléjar, Castril y Baza) deben dar como mínimo un rodeo de 20 kilómetros para completar trayectos diarios de ida y vuelta que son necesarios, por ejemplo, para comprar, asistir a los institutos de enseñanza, acudir a citas médicas en el Hospital de Baza o, simplemente, desplazarse a otros puntos de la provincia.

Los inconvenientes, la incomodidad y la inseguridad en los tramos de la carretera provincial alternativa entre Cúllar y Benamaurel son el detonante de la impaciencia y la frustración de miles de vecinos de esta comarca que exigen un paso provisional como solución urgente y necesaria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?