Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Estado indemnizará al excomisario Cuadrado y deberá exigir responsabilidades a Cosidó por su cese

El Juzgado Central de lo Contencioso estima su recurso contra la resolución de Interior que desestimaba su solicitud de daños y perjuicios

Julián Cuadrado gana la batalla en los tribunales / ()

El Juzgado Central Contencioso-Administrativo número 6 ha estimado el recurso interpuesto por el excomisario jefe de la Policía Nacional de Palencia, Julián Cuadrado, contra la resolución del Ministerio del Interior que desestimaba su solicitud de reconocimiento de responsabilidad patrimonial e indemnización de daños y perjuicios sufridos por su cese en 2015. El Norte de Castilla recuerda que ese cese fue anulado por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

Se anula la actuación administrativa del cese por ser disconforme a derecho y se reconoce el derecho de Cuadrado a ser indemnizado por el Estado, según el citado rotativo. Ante esta resolución, no se puede interponer recurso alguno, ya que es firme. Pero la sentencia tiene otro aspecto llamativo que atañe al recién nombrado asesor del presidente de la Junta Ignacio Cosidó. Interior deberá exigir a Cosidó la responsabilidad por el cese. Por Ley, "debe exigir de oficio en vía administrativa la responsabilidad del autor del acto". En definitiva, esa responsabilidad recae en quien era entonces director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el salmantino vinculado a Palencia. Fue quien firmó la propuesta cursada entonces por el jefe superior de Policía en Castilla y León, Javier Peña Echevarría que fue comisario jefe en Palencia.

Con 47 años de trayectoria en el Cuerpo, Cuadrado fue cesado cuando le quedaban cuatro meses para jubilarse. La sentencia es contundente al mantener que la propuesta de resolución de cese "se asienta en la construcción de un relato de hechos falsos, con la finalidad de cesar al recurrente en el puesto de trabajo, los cuales no han sido acreditados. Fue un acto no sólo carente de motivación, sino totalmente arbitrario, que por su notoriedad y trascendencia mediática a la sociedad conllevó en el demandante, tras una trayectoria policial sin tacha y merecedora de varias condecoraciones, unos daños morales en el ámbito personal, profesional y familiar", siempre según la resolución que publica El Norte de Castilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?