Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El paso de una enfermedad avanzada al fallecimiento del paciente puede tener "grandes satisfacciones"

Este sábado se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos y hablamos con la doctora Mara Andrés, miembro de la Comisión de Cuidados Paliativos Pediátrica del Hospital La Fe

Aunque suene como "una incoherencia", el paso "de una enfermedad avanzada al fallecimiento de un paciente puede tener sus grandes satisfacciones". Así lo asegura, en el Día Mundial de los Cuidados Paliativos, la doctora Mara Andrés, pediatra de la Unidad Hospitalaria a Domicilio de Oncología Pediátrica y miembro de la Comisión de Cuidados Paliativos Pediátrica del Hospital La Fe.

La doctora justifica sus palabras y asegura que, cuando el trabajo se ha hecho bien, desde la unidad de cuidados paliativos se sienten "muy orgullosos" de que el paciente haya podido decidir cómo iba a ser su fase final y de que ellos, los y las profesionales del hospital, les hayan acompañado "haciéndoles el camino más dulce". Eso, indica, les da "energía para seguir atendiendo a otros niños" en situaciones tan complejas.

Andrés explica que los profesionales que se dedican a esto necesitan tener "pilares importantes con familia y amigos que te ayuden a cargar las pilas", ya que estas son "experiencias vitales muy intensas".

También hace hincapié en la necesidad de aclarar los términos: "La gente oye paliativo y lo ve relacionado con el momento final, con que te quedan días o semanas de vida. Nada más alejado de la realidad". Explica que se puede llevar a cabo un manejo paliativo pediátrico y uno curativo al mismo tiempo, ya que, gracias a los tratamiento que existen, muchos de los niños diagnosticados, por ejemplo, de cáncer "sobrevivirán".

Sobre su trabajo con niños afirma que hay "particularidades" en cuanto a la forma de hablar con ellos o de las necesidades que tienen los pacientes. Las necesidades de un adulto "a lo mejor son más trascendentales o laborales, pero en los niños hay que tener en cuenta otros factores". Por eso, asegura que es "compatible" que un paciente esté en una fase paliativa al mismo tiempo que va al colegio.

Los cuidados paliativos no necesariamente se llevan a cabo en el hospital, sino que también existen a domicilio. En el Hospital La Fe, la actividad prioritaria de las unidades de hospitalización a domicilio se dirige, sobre todo, a los pacientes oncológicos. Estos son unos 120 nuevos pacientes al año y de ellos, alrededor de diez o 15 "están en esa fase con más probabilidad de fallecer en un tiempo relativamente corto".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?