Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las consecuencias de una plantilla hospitalaria mermada

El Observatorio del sistema de salud de Castilla y León refleja el impacto de la crisis por falta de especialistas que aquejó gravemente al hospital Santos Reyes durante el primer semestre de 2019

Vestíbulo del Hospital de los Santos Reyes de Aranda /

Los datos del Observatorio del Sistema de Salud recién publicados por el SACYL ponen sobre la mesa las cifras que dimensionan el grave problema de falta de especialistas que sufrió a comienzos de año el Hospital de los Santos Reyes y del que a día de hoy se ha recuperado solo en parte. Alguna baja médica, pero muy especialmente el concurso de traslados, restaron en algunos momentos más de 20 profesionales de una plantilla de entorno a 90. Y la asistencia a los pacientes no salió inmune: las consecuencias del déficit de especialistas se reflejan ahora en los datos de la nueva herramienta informativa de SACYL, que ofrece diversos indicadores de actividad acumulados entre enero y junio de 2019.

Durante el primer semestre del año el Hospital arandino tuvo que reprogramar hasta un 25% de primeras consultas, debido a la marcha del hospital de profesionales cuyas citas hubo que modificar, en ocasiones sin tener sustitutos que asumieran estas agendas. Ocurrió especialmente en servicios como el de Oftalmología, que estuvo pendiente de la llegada de profesionales durante meses. De forma paralela en esa primera mitad del año el hospital Santos Reyes también presenta la mayor tasa regional de pacientes en lista de espera para consultas externas, en la que a finales junio se encontraba uno de cada diez habitantes de la comarca: son 100 por cada mil habitantes, frente a los 95,2 del HUBU y los 49,6 del hospital mirandés, si establecemos la comparativa provincial.

Y otra de las consecuencias asistenciales de esta falta de profesionales se observa en el número de consultas preferentes atendidas en menos de los 15 días recomendados: en Aranda durante el primer semestre se consiguió en un 63% de los casos, porcentaje inferior, aunque cercano, al 68% de media registrado en el conjunto de los hospitales de Castilla y León. Es, en cualquier caso, superior al 51% del Hospital Santiago Apóstol de Miranda o al 49% del HUBU.

Por el contrario durante este mismo periodo de tiempo determinadas actividades y servicios hospitalarios presentaron buenas cifras de asistencia, como es el caso del servicio de Radiodiagnóstico, donde la lista de espera fue de poco más de once pacientes por mil habitantes, por debajo de la media regional que fue de unos 20 pacientes por 1000 habitantes. También es menor a la media la lista de espera quirúrgica que a mediados de año no llegaba a los 10 pacientes por mil habitantes.

También el servicio de Urgencias capeó la crisis con buenos resultados, y eso que cuenta con uno de los promedios más elevados de urgencias atendidas por número de habitantes: fueron13.803 los pacientes atendidos, lo que supone casi 270 urgencias por cada 1.000 habitantes, o de forma más gráfica cabría decir que pasaron por urgencias del Santos Reyes un número de pacientes ligeramente superior a la cuarta parte de la población que tiene asignada el hospital. No solo está por encima de la tasa media regional que se sitúa en 223 por mil habitantes, sino que es la segunda tasa más alta de todos los hospitales de Castilla y León tras el de Miranda.

Poniendo en relación esta actividad con los ingresos cabría señalar que son numerosos los casos que se resuelven en Urgencias sin que se considere necesario que el paciente se quede en el hospital. Durante el primer semestre del año ingresaron en el hospital arandino 2.335 personas, de las cuales 1030 lo hicieron para someterse a una intervención programada y 209 por un motivo obstétrico, mayoritariamente partos. El resto corresponden a 290 ingresos en pediatría y 838 para ser atendidos por servicios médicos. En estos dos últimos casos los ingresos suelen llegar derivados de urgencias, y el promedio en Aranda es de los más bajos de la región

Otra cifra significativa en el funcionamiento de las urgencias es el número de casos que atienden en el hospital derivados de las consultas de Atención Primaria: del total de pacientes que se atienden en las urgencias del Hospital de los Santos Reyes solo un 8% llegan derivados de la Atención Primaria, una cifra no solo por debajo del 21% de la media que se registra el todos los hospitales de Castilla y León, sino que contrasta, por ejemplo, con el 29% de las que atienden en Medina del Campo derivadas de los médicos de familia, el 42% en Palencia y hasta el 54% en Ávila.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?