Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El ejecutivo que devolvió la grandeza al Valencia

En el enésimo error, y posiblemente el más grave, de Peter Lim, Mateu Alemany dejará de ser director general del club de Mestalla en los próximos días

En su primera aparición pública como director general del Valencia (27 de marzo de 2017), Mateu Alemany ya evidenció la capacidad de gestión y liderazgo que han marcado sus dos años y medio en Mestalla. Durante más de una hora de comparecencia, supo capear diferentes e incómodas preguntas sobre el máximo accionista, además de recordarle a plantilla y cuerpo técnico -dirigido de forma eventual por Voro- la importancia de finalizar "lo más arriba posible" en Liga. Aquella fue la ignominiosa temporada 16/17, la de Pako Ayestarán y Prandelli. Un desastre. 

Pero, sobre todo, Alemany enganchó al respetable desde el primer instante con su discurso sobre la historia y la grandeza del Valencia, repitiendo en numerosas ocasiones la exigencia que sentía y que iba a hacer extensiva a todos los estamentos del club. No era una pose. Mateu se marcha de Mestalla con el mismo sentimiento que tenía al llegar. Ha sido el director general de uno de los clubes más importantes de Europa. 

A principios de marzo de 2017, después de una fea goleada encajada en el Vicente Calderón (3-0) ante el Atlético de Madrid, Anil Murthy contactó vía telefónica con Alemany para ofrecerle la dirección general. Sin proyecto deportivo y con el equipo a 21 puntos de la zona Champions, Meriton necesitaba recuperar la credibilidad entre el entorno. Mateu era la persona adecuada.

 De una plantilla devaluada y con evidente overbooking al equipo campeón

El trabajo no era sencillo. En primer lugar, el director general tenía que emprender una compleja metamorfosis en el vestuario para confeccionar un plantel competitivo. En poco más de dos temporadas, el club consiguió la salida de jugadores que no habían alcanzado el rendimiento deseado como Abdennour, Bakkali, Aderlan Santos, Mario Suárez, Siqueira, Nani, Munir o Vinicius, por citar algunos ejemplos. En total, Alemany gestionó ventas de futbolistas por valor de 135 millones de euros. 

En la búsqueda del objetivo prioritario, la clasificación para la Champions League, Mateu cerró incorporaciones esenciales para el actual nivel de la plantilla como es el caso de Coquelin, Kondogbia (firmado al Inter por 25 millones en una brillante negociación), Gabriel Paulista o Maxi Gómez. La inversión total en fichajes supera los 222 millones. Las cifras hablan por sí solas. Con un diferencial de 87 millones, un equipo competitivo, en la élite y campeón de la Copa del Rey 2019. 

Marcelino García Toral y las renovaciones de jugadores estratégicos

Es imposible disociar la 'era Alemany' en Mestalla del técnico asturiano. Apostó por él semanas después de acceder al cargo y jamás ha consentido un atisbo de duda respecto al trabajo del cuerpo técnico. Ni siquiera en los peores momentos. En diciembre de 2018, antes de un partido dramático contra el Huesca, aseguró la continuidad de Marcelino pese a que el Valencia se acercaba peligrosamente a la zona de descenso (cuatro puntos). La doble M se convirtió por derecho propio en uno de los símbolos de la exitosa etapa deportiva que culminó con la consecución del título de Copa el pasado mes de mayo. 

Ejecutivo top del fútbol europeo, Mateu Alemany siempre trató de ir dos pasos por delante en todo lo referente a renovaciones y ampliaciones contractuales de futbolistas básicos para la SAD. Es el responsable, por ejemplo, de los nuevos contratos (cláusulas prohibitivas incluidas) de Carlos Soler, Parejo, Rodrigo, Kang In o Ferran Torres. Todos ellos están blindados con cifras astronómicas. Otra cosa es que Peter Lim las respete a la hora de negociar de forma unilateral. 

Alejado del discurso psicotrópico que empleó en Londres, Anil Murthy por fin ha reconocido en sus acertadas disculpas públicas de este mediodía que el director general no está cómodo en el club y que Meriton debe tratar su salida. Se certificará así una lamentable decisión del máximo accionista. La peor de todas. Y eso que el listón estaba alto. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?