Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Guardia Civil detecta explotación laboral a inmigrantes en la vendimia

Tras centenares de identificaciones en las viñas de la Ribera del Duero y sus accesos ha localizado a varias personas magrebíes trabajando irregularmente y obreros de Europa del Este en situación especialmente vulnerable

Inspecciones laborales llevadas a cabo por la Guardia Civil en la vendimia de la Ribera del Duero /

Cuando la vendimia está prácticamente finalizada en la Ribera del Duero, también se ha conocido la cara más oscura, aunque no generalizada, de esta actividad: la explotación laboral de los trabajadores más vulnerables

Tal y como se comprometió el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro Luis de la Fuente, al comienzo de la campaña, las fuerzas de seguridad han intensificado este año las labores de vigilancia contra la explotación laboral durante la vendimia. El operativo especial que ha llevado a cabo la Guardia Civil, que ha efectuado centenares de identificaciones, ha sacado a la luz la situación irregular en las que estaban trabajando algunas personas de origen magrebí así como la especial vulnerabildiad en la que se encontraba un colectivo de trabajadores procedentes de Europa del Este. El instituto armado no ha querido concretar, de momento, el número de personas afectadas en ninguno de los dos casos.

Han sido fuerzas de la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos las que han llevado a cabo durante la campaña de la vendimia de 2019 este operativo especial en lla Ribera del Duero contra la trata de seres humanos en su vertiente de explotación laboral. Para ello ha sido fundamental la colaboración con la Inspección de Trabajo.

 

Según indica el propio Instituto Armado durante las pasadas semanas varios equipos multidisciplinares de la Guardia Civil, junto con inspectores de trabajo han desarrollado labores de inspección de los viñedos donde se recogía la uva, identificando a los temporeros y revisando que la documentación laboral estuviera en orden. Paralalemente han efectuado numerosos controles de identificación preventiva de vehículos y personas en las carreteras y accesos a las tierras, centrándose en los vehículos que transportaban a los temporeros. El objetivo era detectar, identificar y asisitir a las posibles víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

El resultado ha sido la localización de varias personas en situacion irregular, la mayoría de origen magrebí, además de certificar situaciones de especial vulnerabilidad entre algunos temporeros procedentes de países del este de Europa.

Según indica la Guardia Civil en este operativo “ha sido de importancia capital la participación de la inspección de trabajo, con la que la Comandancia de Burgos mantiene una estrecha colaboración.”

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?