Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El Oviedo está de dulce

El conjunto azul consigue la primera victoria en el Carlos Tartiere tras imponerse 4-2 a un Girona que jugó durante 75 minutos con un futbolista menos.

Varios jugadores del Oviedo celebran el gol de Borja Sánchez /

El Oviedo acumula 5 jornadas consecutivas sin conocer la derrota y ha sumado 11 puntos de los últimos 15. El conjunto azul empieza a escalar puestos en la tabla a base de resultados positivos, que llegan acompañados de buenas sensaciones. Es habitual en las últimas temporadas, ya desde la época en Segunda B, que el Oviedo consiga triunfos ante los equipos de la parte alta de la clasificación y le cueste más cuando se enfrente a conjuntos que están en apuros.

Casi tres meses de competición han pasado para ver un once tipo en el cuadro carbayón. Hasta entonces en todas las jornadas veíamos más de 4 cambios en las alineaciones y eso no ayudaba a que el equipo se pudiese estabilizar. Pues doce partidos después Javi Rozada parece haber dado con la tecla y comienza a asentar unas bases que se espera que puedan prolongarse en el tiempo.

Escucha aquí la rueda de prensa completa de Javi Rozada:

Hoy ha sido un día sorprendentemente tranquilo ante un Girona que bien pronto, en el minuto 15, se quedó con un futbolista menos tras la expulsión de Granell por doble amarilla. En ese momento los hombres de Rozada ya ganaban 1-0 desde el minuto 8 gracias a un nuevo tanto de Ortuño tras una asistencia de Sangalli. La conexión entre ambos jugadores no se iba a quedar ahí porque en el 34 del primer tiempo el extremo vasco vio desmarcado dentro del área al propio Ortuño, quien definió con mucha tranquilidad por el palo corto. El murciano, que mantiene su idilio con el gol tras 9 tantos en 12 jornadas, curiosamente es la primera vez que anota y el Oviedo acaba ganando.

Sin demasiado acoso hacia la portería contraria y con una pizca de fortuna necesaria en el fútbol, el Oviedo ya tenía dos goles de ventaja y un futbolista más. Pero el conjunto catalán no le iba perder la cara al encuentro y al borde del descanso Stuani, ante una cierta pasividad de la defensa local, se revolvió como el excelente delantero que es y sacó un disparo seco abajo al que nada pudo hacer Champagne.

La calidad de los rojiblancos es indiscutible y, a pesar de tener un jugador menos, cada vez que se acercaban al área rival daban sensación de peligro. Mientras tanto el Oviedo, que dio un gran rendimiento, fue castigado casi en cada acción ofensiva de los visitantes. Los pequeños detalles que le pueden estar faltando en la parcela defensiva, le sobran en ataque donde realizó un partido prácticamente perfecto. Berjón, Sangalli, Borja, Bárcenas y Ortuño son futbolistas de buen toque que cada vez se entienden mejor y todos ellos están empezando a ofrecer su mejor versión.

Fruto de esas combinaciones llegó el tercer tanto azul, fabricado en El Requexón. Berjón, desde la banda izquierda, vio solo a Borja Sánchez en la frontal del área y el joven canterano batió a Juan Carlos con un lanzamiento de primeras con el interior que pilló a contrapié al guardameta.

La verdad que poco más se le puede pedir a un equipo que hace dos semanas estaba en última posición. Como se decía en el colegio: progresa adecuadamente. Javi Rozada ha dado otro aire a este Oviedo y la imagen que ofrece es completamente diferente a la vista en el tramo inicial del curso. Pero una segunda parte que aparentemente estaba siendo tranquila y controlada, también tuvo su parte de sufrimiento. El Girona no cesaba en su intento de atacar y en un saque de esquina a 6 minutos del final Marc Gual recortó diferencias para los suyos. Champagne, que no estuvo afortunado en las acciones por alto, se quedó a media salida y lo aprovechó el atacante para meter el miedo en el cuerpo al Carlos Tartiere.

Incluso Stuani tuvo en su cabeza la posibilidad de empatar el choque en otro córner, pero su remate salió desviado por poco. El Oviedo se sacudió esa presión momentánea de los catalanes y rápidamente sentenció el partido con una gran contra llevada por Ortuño. Éste cedió el balón a Bárcenas, que le doblaba por banda, y el panameño conectó un zurdazo cruzado que entró pegado al poste.

Cinco meses después el Carlos Tartiere volvió a ver una victoria de su equipo. Con estos tres puntos el Oviedo aventaja en dos a la zona de descenso y en la próxima jornada se medirá a un rival necesitado como es el Málaga en La Rosaleda (sábado, 20:00 horas).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?