Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un empresario de Sant Josep en prisión por un presunto caso de malos tratos

Está acusado de arrojar a su esposa por el balcón del segundo piso de un edificio

Imagen de archivo de la prisión de Ibiza /

El propietario de una asesoría de Sant Josep, Tomás Rocamora, lleva en prisión desde el pasado 27 de septiembre, acusado de haber arrojado presuntamente por el balcón a su mujer desde el segundo piso del edificio en el que vivían. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer investiga este caso.

Según publica Diario de Ibiza, la mujer, que tiene 31 años y es de nacionalidad brasileña acabó en el jardín del bajo de la finca. Sufrió la fractura de ambas piernas además de otros golpes. Tuvo que estar 8 días hospitalizada en Can Misses y ahora tiene que desplazarse en silla de ruedas.

La defensa del empresario ha recurrido el auto de prisión ante la Audiencia Provincial. También ha presentado otro escrito en el Juzgado de Ibiza solicitando su puesta en libertad. Alega que la mujer se autolesionó y pide más diligencias. Hoy han declarado en el juzgado los policías locales que fueron los primeros en acudir a la zona. Según el abogado de la mujer, Joan Cerdà, han ratificado lo que ya apuntaron en el primer momento, "que lo que les contó la mujer era compatible con las heridas que padecía".

Fue la Guardia Civil, la que detuvo al hombre y elaboró el atestado de los hechos en el que se habla de un homicidio en grado de tentativa.

Asimismo, Cerdà, ha presentado este viernes un escrito en el que pide que se investigue porque no consta en el atestado de la Benemérita que la víctima había presentado días antes de la agresión una denuncia en cuartel de la Guardia Civil de Sant Antoni por malos tratos. Se apoya en la transcripción de una grabación que hizo la mujer, cuando ambos circulaban en un coche, que está en posesión del Juzgado, "en la que se escucha al investigado decir que ya conocía que había ido a la Guardia Civil, que lo había hecho en otras ocasiones y era especialista en ello y le advertía de que podría ser ella la que acabara en la cárcel".

Cerdá también pide explicaciones sobre el hecho de que la Guardia Civil no informara en su momento "de un supuesto caso muy grave de violencia de género".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?