Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un palco muy distinto en dos años

El RCD Mallorca recibe al Real Madrid siete años después, catorce desde su última victoria blanca

El RCD Mallorca llevaba siete temporadas esperando un partido como el de esta noche. Llevaba la isla siete años sin que pisaran sus calles las máximas estrellas del fútbol en el panorama tanto nacional, como internacional. Siete años hasta esta noche, porque el Real Madrid visita Son Moix para enfrentarse a todo un Real Mallorca que en dos años ha conseguido una gesta histórica, al subir desde el abismo de la segunda división B, al cielo de la máxima competición nacional.

Como no podía ser de otra manera en un día tan señalado como el de hoy, la previa de esta noche ha durado toda una semana, donde toda la prensa y los medios insulares se han encargado de recaudar y difundir todo tipo de datos para llegar al partidazo de esta noche lo más informado posible. Datos como el de que hace 14 años que el conjunto bermellón no vence a los blancos, desde el 2-1 en febrero de 2006, con Caparrós todavía en el banquillo de Son Moix. 

Ayer el club mallorquín aprovechó todo el ruido generado por la cita de esta noche a las 21.:00 horas, para organizar y celebrar el Mallorca Global Summit, un debate para hablar sobre el concepto de marketing global y el impacto que pueden tener las empresas junto a los clubes y las ligas en este ámbito.

El acto lo inauguró el presidente del RCD Mallorca, Andy Kohlberg, y durante toda la mañana fueron compareciendo diferentes figuras del club como Maheta Molango, así como driectivos de la NBA como Chus Bueno; el director comercial de los Phoenix Suns ,Dan Costello; o Fergus Geekie, director comercial y marketing internacional de la liga.

Tras el acto, compareció en rueda de prensa el CEO del RCD Mallorca, Maheta Molango, para hablar de la previa de esta noche, y nos dejó un dato muy interesante que podría colarse dos párrafos más arriba. El dato, que fue de lo que más llama la atención en esta previa, es que las entradas para esta noche se agotaron a mitad de semana, por lo que no se verá una grada tan llena desde el ascenso del año pasado contra el Deportivo de la Coruña. Unas gradas que, debido a la gesta que antes hemos comentado, han vivido un aumento considerable de asistentes, que poco a poco se han ido subiendo al carro de este Mallorca que les va a llevar, esta temporada, al mayor espectáculo del mundo futbolístico, que va a contar con encuentros especiales como el de hoy. La grada está viviendo esta temporada una realidad que, comparada con la que se vivía hace dos años, es bastante distinta.

Y la realidad es que se están haciendo las cosas correctamente en las oficinas de Son Moix desde la llegada de los accionistas de los Phoenix Suns. La plantilla, el cuerpo técnico, las ilusiones de la aficións, e incluso partes del estadio han sido completamente renovadas y eso, en el ambiente mallorquín, se nota.

Y más se va a notar esta noche a partir de las nueve cuando las gradas se tiñan de rojo y negro, con demonios mallorquinistas invitando al Real Madrid a sucumbir en el infierno. El desenlace lo contamos mañana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?