Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las 'low cost' afrontan un cambio de ciclo y anuncian cierres de bases y despidos

Ryanair y Norwegian lo achacan, en parte, al retraso en las entregas de los Boeing 737 MAX

La compañía irlandesa, Ryanair, se ha convertido en la que más pasajeros transporta en España en los últimos años /

La situación de dos de las principales aerolíneas low cost que operan en España ha desembocado en el anuncio de cierre de bases y despidos de parte de la plantilla como fórmula de solución para afrontar la dificil situación que vive el sector aéreo en los últimos años, muy tocado además por el retraso en las entregas de los Boeing 737 MAX.

La noruega Norwegian fue la primera en anunciar a comienzos de año que se estaba planteando el cierre de bases y despidos. Una amenaza que se ha concretado en las últimas semanas con el anuncio de cierre de su base de operaciones de Madrid, aunque mantendrá abiertas las dos que tiene en suelo canario (Tenerife Sur y Gran Canaria).

Así la aerolínea suspenderá seis de las 85 rutas que se ofrecerán en España la próxima temporada de invierno, todas ellas de corto radio desde Madrid: las que unen Barajas con Estocolmo y Palma de Mallorca, que dejarán de operar el 27 de octubre; y con Copenhague, Reikiavik, Tenerife y Gran Canaria, que dejarán de hacerlo el 8 de enero. Por otro lado seguirá ofreciendo 18 rutas desde Gran Canaria y otras 13 desde Tenerife, el 40% de todas cuantas ofrece en España.

El cierre de la base de Norwegian en Madrid, anunciado por la aerolínea de bajo coste noruega, pondría en peligro unos 150 empleos, entre tripulantes de cabina y pilotos, según los sindicatos.

Además, la compañía de bajo coste llevará a cabo otros procesos colectivos de reducción de plantilla en España para gestionar "los efectos adversos" de la puesta en tierra de un gran número de Boeing 737 MAX y de la estacionalidad durante los próximos meses de invierno.

Por ello la aerolínea ha anunciado que iniciará un expediente temporal de regulación de empleo en el resto de bases que la compañía tiene en España (Gran Canaria, Tenerife Sur, Barcelona, Málaga y Alicante). El total de trabajadores afectados por los dos procedimientos es de 448 entre pilotos y TCP, según Sepla.

Con 5,4 millones de pasajeros transportados en los nueve primeros meses del año, Norwegian es, hasta estos momentos, la novena mayor aerolínea en el país, según datos de Aena. El pasado año alcanzó los 8,3 millones de pasajeros en nuestro país, alcanzando la octava posición del ranking.

Ryanair despedirá más de 400 personas

El anuncio de Norwegian no ha sido el único la aerolínea irlandesa Ryanair también confirmó esta misma semana a los sindicatos que efectuará en España a un total de 432 despidos, de los que 327 serán tripulantes de cabina (TCP) y 105, pilotos.

En el planteamiento inicial de Ryanair, por bases, Tenerife y Girona serán las bases más afectadas, con 100 despidos en cada una de ellas, seguidas de Las Palmas, con 69 despidos y Lanzarote, con 58.

Unos despidos que según el sindicato USO no están justificados porque la aerolínea está desmantelando su actividad en España para operar a través de compañías filiales (Lauda Motion y Buzz), desviando la producción, a la vez que continúa recibiendo subvenciones de las administraciones públicas españolas.

La aerolínea ya explicó que las bases como las de las Islas Canarias "generan grandes pérdidas durante la temporada de invierno" y que casi todo su tráfico que origina en el extranjero, por lo que "puede ser atendido por otros aviones basados en otros países de la Unión Europea sin los altos costes e ineficiencia resultante de basar aviones y tripulación" en el archipiélago canario entre noviembre y marzo.

También achaca el cierre de estas cuatro bases al retraso en las entregas de los 737 MAX que la aerolínea esperaba para este verano y que la está obligando a recolocar las aeronaves en otras rutas.

Los recortes de vuelos y los cierres de bases tendrá consecuencias en su tráfico en el mercado español, donde la compañía asume que el año próximo perderá más de 500.000 pasajeros, según desveló Kenny Jacobs, director de marketing de Ryanair, en una entrevista con Europa Press.

El cierre de bases en Canarias es especialmente preocupante teniendo en cuenta además el impacto de la quiebra de Thomas Cook, que hará perder a Canarias hasta un total de 745.150 plazas aéreas hasta agosto de 2020.

En cualquier caso, empresa y sindicatos han fijado dos nuevas fechas para las negociaciones, los próximos 25 y 30 de octubre, en las que tras analizar la documentación aportada, USO se ha comprometido a hacer "todo lo posible por frenar este proceso o minimizar al máximo las pérdidas de empleo".

Los sindicatos han advertido de que recurrirán a los tribunales de justicia en el caso de que Ryanair no justifique de forma adecuada los motivos del cierre de bases en España. USO ha avanzado incluso la posibilidad de ir a la huelga nuevamente.

Esta misma semana la aerolínea irlandesa ha inaugurado su primer centro de mantenimiento de aeronaves en España, en La Rinconada (Sevilla), donde invertirá 26 millones y creará 465 empleos en los próximos años.

Resultados económicos

El elevado precio del fuel y las convulsiones económicas unidas a la quiebra de muchas compañías turísticas ha terminado afectando a las cuentas de las compañías y tocando el modelo de low cost actual, que según muchos expertos, tendrá que reinventarse.

Ryanair registró un beneficio de 243 millones de euros en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 30 de junio, un 21% menos que el año anterior, debido a los fuertes aumentos en las partidas de costes. Entre estas, los gastos de personal aumentaron un 21%.

Por su parte, Norwegian registró pérdidas de 1.406,6 millones de coronas noruegas (unos 145,8 millones de euros) en el primer semestre del año, frente al beneficio de 254 millones de coronas (26,3 millones de euros) que obtuvo en el mismo periodo de 2018. Además hasta junio la compañía registró un resultado neto de explotación (Ebit) negativo de 835,8 millones de coronas noruegas (86,6 millones de euros).

La aerolínea noruega consiguió a mediados de septiembre aliviar parte de su tensión económica gracias a la aprobación por una amplia mayoria de los bonistas de la prórroga por dos años de los vencimientos de la deuda. A cambio de la prórroga, la empresa ofrece aportar como garantías permisos de vuelo en el aeropuerto de Gatwick.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?