Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El bus gratis para mayores de 65 años es inasumible por su coste de casi 600.000 euros

El informe de la Gerencia de los Autobuses Urbanos considera inviable a corto plazo implantar la gratuidad del billete para los más de 40.000 jubilados de la ciudad

La gratuidad de los autobuses urbanos para mayores de 65 años es inasumible económicamente a corto plazo por el Ayuntamiento de Burgos, que perdería más de medio millón de euros anuales en un servicio ya de por sí deficitario. Así lo constata el informe técnico de la Gerencia de Autobuses, que añade a esa cantidad unos 40.000 € del coste de las nuevas tarjetas y la necesidad de ampliar la plantilla de administrativos del servicio por esta prestación a los más de 40.000 jubilados de la ciudad. Es el criterio de los técnicos no del equipo de gobierno, asegura el concejal de Movilidad y Transporte, Josué Temiño, ante la exigencia del Partido Popular de hacer efectiva su propuesta.

La posición política del equipo de gobierno socialista es que sería injusto ofrecer gratis el billete de autobús a todos los mayores de 65 años indiscriminadamente, sin atender a la renta de los beneficiarios. Josué Temiño aclara que son partidarios de bonificar a los jubilados, que ahora pagan 12 céntimos, y sugiere que con un nuevo presupuesto para el año próximo podrían compensarse algo las pérdidas. La gerente de Autobuses, Patricia Cecín, dará a conocer hoy su postura a los consejeros del Servicio de Movilidad y Transporte, desaconsejando la implantación de la propuesta aprobada en el pleno a instancias del Partido Popular de que viajen gratis en los autobuses los mayores de 65 años. Ha sido precisamente el grupo de concejales del PP quien ha solicitado la reunión extraordinaria de hoy para cuestionar al equipo de gobierno sobre la implantación del nuevo mapa de líneas de autobús, presentado en la pasada primavera, y conocer la evolución de los usuarios del transporte urbano.

El concejal de movilidad reconoce las dificultades que tiene para poner en marcha el nuevo diseño de líneas. Se refiere a la complejidad de contratar a los 13 conductores que son necesarios, a los ajustes del calendario laboral de los empleados y el programa de rotaciones de chóferes, los tiempos de los trayectos, que no cuadran, o las obras de las nuevas paradas. A lo que hay que añadir las 'zancadillas políticas', dice Josué Temiño. Faltan medios para poner en funcionamiento el nuevo mapa de líneas de autobús urbano  y es inviable la gratuidad del billete para mayores de 65 años, es lo que sostienen los técnicos del Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Burgos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?