Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Detenido un joven de 22 años acusado de matar a su padre en la calle Alcor

El juzgado envía a prisión a un joven detenido por la Policía Nacional por el homicidio

Comisaría de la Policía Nacional de Almería. /

Una semana después del hallazgo del cuerpo de un vecino de la calle Alcor acuchillado en su propia residencia, la Policía Nacional esclarece el suceso con la detención del presunto homicida. Los agentes del Grupo IV de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería han arrestado a un joven de 22 años de edad como supuesto autor de la agresión con arma blanca contra su propio padre. Un parricidio.

El muchacho ingresó el pasado viernes en el centro penitenciario El Acebuche tras un auto dictado por el Juzgado de Instrucción número Cuatro de la capital,  El arresto se produjo a mediados de la pasada semana, aunque no había trascendido.


Según los primeros indicios sobre el suceso, el joven cogió presuntamente un cuchillo de la casa de otro familiar y se dirigió hasta la vivienda de la calle Alcor, al norte de la barriada capitalina de Los Ángeles.


El acusado accedió al inmueble con una llave y encontró presuntamente a la víctima en un sofá, según el auto judicial. Allí se perpetró la agresión que acabó con la vida del varón de mediana edad. El cuerpo fue descubierto la mañana del domingo 13 de octubre en un charco de sangre. Hasta la zona se desplazaron miembros de Emergencias Sanitarias (EPES 061) y componentes de la Policía Judicial y la Policía Científica.


La víctima tenía hasta 26 cuchilladas, según la primera exploración del Instituto de Medicina Legal de Almería (IML). La herida principal era una puñalada en el pecho, a la altura del corazón. No era la única. El fallecido tenía también cortes en el cuello y en la espalda.

La investigación determinó desde los primeros instantes que la puerta del domicilio no estaba forzada y, por tanto, que el agresor tenía que ser alguien del entorno de la víctima.

Además, el hombre apenas pudo moverse unos pasos por la casa y tampoco había indicios de un fuerte forcejeo en el interior, más allá de un golpe contra un mueble y el charco de sangre donde fue descubierto la mañana del 13 de octubre.

Los agentes habían encontrado muestras biológicas de pelo y fluidos en el lugar del crimen (saliva y sangre). Las muestras fueron enviadas al laboratorio de la Policía Científica en Madrid para extraer muestras de ADN, una evidencia clave para la identificación del presunto agresor.


No consta aún si estos resultados han logrado situar al detenido en el lugar del crimen. Tampoco ha trascendido el móvil del ataque que, inicialmente y de forma errónea, se comunicó como un posible suicidio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?