Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El Gobierno de Canarias aprueba un presupuesto de 8.066 millones

Supone un 2,7 por ciento más que el del actual ejercicio, y que, según el Ejecutivo, da respuesta a los problemas sociales y ambientales de las islas y refuerza los sectores económicos.

Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias ha aprobado este miércoles el proyecto de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2020 que asciende a 8.066 millones de euros para los capítulos no financieros (del 1 al 7), lo que supone un aumento de 211 millones (+2,7%). De esta cifra, 6.037 millones irán a políticas sociales, un 11,7% más que el año anterior.

Se trata de una cuentas que se sitúan en 9.569 millones de euros incluyendo los capítulos 8 (activos financieros) y 9 (pasivos financieros), según han anunciado este miércoles el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el vicepresidente y consejero de Hacienda del Ejecutivo regional, Román Rodríguez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario.

En este sentido, Torres ha señalado que es un presupuesto que responde a las necesidades sociales del archipiélago, por lo que las tres cuartas partes del gasto no financiero irá a este tipo de políticas.

Asimismo, ha comentado que es un proyecto que busca un impulso de la agenda social; un refuerzo de los sectores económicos --con un aumento de las partidas para el sector primario, turismo, industria, comercio y vivienda--; la generación de actividad económica vinculada al I+D+i, a la economía circular y a la emergencia climática; y el mantenimiento del esfuerzo inversor de la comunidad autónoma.

Por áreas, Vivienda contará con 15,4 millones de euros (+19,5%), el Servicio Canario de Empleo (SCE) con 38,7 millones (+16,5%), Transición Ecológica con 15,5 millones (+13,3%) y el Instituto Canario de la Igualdad (ICI) con más de un millón de euros (+10,01%).

Mientras, el Servicio Canario de la Salud (SCS) verá su presupuesto aumentar en 132 millones de euros (+4,4%), hasta un total de 3.138 millones; y Educación, Universidades, Cultura y Deportes subirá en 125 millones (+7,1%), para un total del 1.878 millones de presupuesto.

Asimismo, las políticas para Agricultura, Ganadería y Pesca crecerán en 10,3 millones de euros (+11,6%), las de Turismo, Industria y Comercio tendrán 7 millones más (+7,2%) y las de I+D+i 5,1 millones más (+11,5%).

Por otro lado, entre las medidas sectoriales que cubren los presupuestos, se encuentra una dotación extra de 18 millones de euros para la Prestación Canaria de Inserción (PCI).

En concreto, se ha incluido como medida previa a la implantación de la Renta de Ciudadanía, que se comenzará a tramitar el próximo año en el Parlamento. Este incremento supone un 31,5% más de los recursos consignados en este ejercicio.

También se destinarán cerca de 10 millones de euros más a la Dependencia (+4,3%), al objeto de agilizar los trámites y reducir los tiempos de espera, mientras que, en conjunto, la Consejería de Derechos Sociales tendrá un crecimiento de 43,5 millones de euros (+9,4%).

En relación con el cambio climático, se destinarán casi 6 millones de euros a este capítulo, cuando en 2019 no se consignó cantidad alguna. Este aparado incluye la recuperación de la agenda del cambio climático, una vez aprobada la ley, el cálculo de nuestra huella de carbono como territorio o acciones de mitigación, entre otras.

Por otra parte, el vicepresidente, Román Rodríguez, ha hecho especial hincapié en la dificultad que ha tenido el Ejecutivo para poder elaborar unos presupuestos que se espera lleguen al Parlamento el 30 de octubre y estén aprobados en la cámara autonómica antes de finalizar el año.

Se refirió aquí situaciones como la 'guerra' comercial existente a escala global, al Brexit, a que no hay ley de presupuestos en España ni Gobierno, además de que no se ha actualizado el plan de estabilidad --déficit, deuda y techo de gasto--, por lo que se han tenido que utilizar los datos de julio de 2017.

Por ello, según las previsiones que maneja el Gobierno, la economía canaria crecerá este año en torno al 1,8% del PIB, tres décimas menos que la media española (2,1%) y más de medio punto porcentual por encima de la estimada para los países de la Eurozona (1,2%).

Para 2020, el crecimiento previsto es del 1,3%, mientras que en términos nominales Canarias pasará de un PIB traducido en euros de 47.180 millones en 2019 a 48.218 en 2020.

De igual modo, se espera que esta situación afecte a la tasa de paro y que se incrementará este año hasta el 20,9%, ocho décimas más que al finalizar 2018, y hasta el 21,3% en 2020.

Es un aumento, según explicó el consejero, que se debe, sobre todo, a los riesgos que afronta el sector turístico y sus efectos sobre el resto de la economía canaria, principalmente por la quiebra de Thomas Cook, la decisión de Ryanair de cerrar cuatro bases españolas, entre ellas las de Gran Canaria y Tenerife Sur, y al descenso de la demanda vacacional del turismo alemán y nórdico.

Asimismo, el Gobierno ha hecho especial hincapié en que ha tenido que hacer frente a los "desequilibrios" de los presupuestos 2019 "provocados por una serie de compromisos de importantes gastos sin cobertura presupuestaria y una merma de los ingresos, especialmente de aquellos incluidos en el denominado Bloque de Financiación Canario".

A este respecto, los últimos datos técnicos señalan que a final de año la diferencia entre la previsión inicial de ingresos y la recaudación por parte de la Agencia Tributaria Canaria se situará en los 257 millones de euros.

Por ello, Rodríguez apuntó a que el proyecto de presupuesto 2020 recoge diferentes modificaciones normativas, como el aumento del 6,5 a 7% del tipo general del IGIC, del 3 al 7% IGIC que se paga en telecomunicaciones; del 0 al 3% para en las entregas de energía eléctrica, salvo para el consumo doméstico que se mantiene en el 0%; y del 13,5 al 15% en el IGIC de bienes suntuarios.

En cuanto al impuesto de sucesiones y donaciones, se eliminará la actual bonificación con carácter general y se sustituirá por bonificaciones progresivas en función del importe de la herencia, quedando exentos cada heredero que reciba menos de 300.000 euros y existiendo una bonificación del 90% de la cuota tributaria para las herencias de entre 300.000 y 350.000 euros.

En este punto, por cada incremento de 100.000 euros en la herencia se aplicará un 10% menos de bonificación, desapareciendo al superarse los 1,1 millones de euros.

Por su parte, en el impuesto a las labores del tabaco se aplicarán subidas a los cigarrillos rubios, a la picadura de liar rubia y a la picadura de liar negra; y en las tasas del juego se aumentarán las tasas de las máquinas recreativas.

Finalmente, respecto al IRPF, se crearán dos tramos nuevos de la tarifa autonómica --entre 90.000 y 120.000 euros se aplicará un tipo marginal que pasa del 24 al 25% y para rentas de más de 120.000 euros el tipo pasa del 24 al 26%--.

Además, se establecerán topes para la deducción por gastos médicos, siendo solo para aquellos que tengan rentas individuales por debajo de 39.000 euros o conjuntas inferiores a 52.000 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?