Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

25 años trabajando para la Fundación César Manrique y cobrando del Cabildo

Fernando Ruíz lleva 26 años sin acudir a su puesto en el Cabildo de Lanzarote porque su labor se ha desarrollado siempre en la Fundación César Manrique, en virtud de un supuesto "acuerdo de cesión" del trabajador

Fernando Ruíz /

El ex presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, solicitó el 27 de marzo de este año un informe a su Consejero de Recursos Humanos, sobre el "historial laboral y la situación actual del trabajador D. Fernando Ruíz Gordillo, así como el coste que ha supuesto para esta Administración", reza el documento elaborado por Marta Arrocha, Coordinadora del Servicio de Recursos Humanos durante el gobierno anterior, actualmente cesada de su cargo. Según dicho informe, Fernando Ruíz, destacado miembro de la Fundación César Manrique, es personal laboral fijo del Cabildo de Lanzarote desde el 3 de abril de 1990, con categoría de Técnico Superior, sin embargo, lleva 26 años sin trabajar en el Cabildo porque su labor se ha desarrollado siempre en la Fundación César Manrique.

La Consejera de Cultura de entonces era Chana Perera. Perera afirma que fue Nicolás de Paiz, entonces Presidente, quien le comentó que Fernando Ruiz pasaría a trabajar para la Fundación César Manrique, bajo un supuesto "acuerdo de cesión" del trabajador a la recién nacida Fundación depositaria del legado material y moral del artista total. Eso si, en ningún caso Nicolás de Paiz detalló las condiciones de esa "cesión" del trabajador a Chana Perera, según explica ella misma a SER Lanzarote. "Guardo muy buen recuerdo de Nicolás de Paiz, era un hombre muy recto y correcto", explica la ex presidenta del Cabildo y directora del servicio de cultura en la época, que se muestra sorprendida porque esta información haya trascendido tantos años después. "Si él lo hizo fue por algo bueno", afirma Chana Perera.

Fernando Ruíz empezó a trabajar para el Cabildo en enero de 1987. Pero es ampliamente sabido que su labor se ha desarrollado siempre en la Fundación. El propio San Ginés reconoce haber tenido conocimiento siempre de que Fernando Ruíz trabaja para la Fundación y no para el Cabildo. De hecho, en febrero de este año, el ex presidente nacionalista solicitó a la Fundación César Manrique información sobre la situación de este trabajador. La Fundación le respondió asegurando que "la situación del trabajador deriva de los acuerdos que de hecho ha mantenido el Cabildo durante muchísimos años", explicó el Presidente de la Fundación César Manrique en una misiva al entonces Presidente del Cabildo. Sin embargo, ni San Ginés ni ningún otro presidente o presidenta del Cabildo (ni del PIL, ni del PSOE, ni del PP ni tampoco de CC), habían cuestionado o solicitado y hecho pública información al respecto de esta supuesta "cesión" de un trabajador a la Fundación, en los veintiséis años que han transcurrido desde el supuesto "acuerdo". Tampoco había trascendido ningún detalle de la formalización de dicho "acuerdo" en esos veintiséis años.

Según el informe de la ex coordinadora de Recursos Humanos del Cabildo de Lanzarote, Marta Arrocha, entre julio de 1989 y abril de 1990 no existe un contrato que vincule a Fernando Ruíz con la institución. Es en abril de 1990 cuando Fernando Ruiz toma posesión como personal laboral fijo del Cabildo Insular de Lanzarote. Según reza el informe solicitado por San Ginés a Recursos Humanos, a Fernando Ruíz se le concedió un año de excedencia un día antes de tomar posesión como empleado fijo del Cabildo. En marzo de 1990 Ruíz solicita una prórroga de la excedencia por dos años más, y la Consejera de Cultura de entonces, Chana Perera, "informa de que no existe inconveniente en que se acceda a la prórroga de la excedencia". Siempre según el informe encargado por San Ginés a su Consejero, Asuntos Laborales informa de que el Convenio no establece nada respecto a la prórroga de la situación de excedencia, por lo que "es potestativo de la Corporación concederla o no". La prórroga finalmente se concede por dos años más, gozando Ruiz de una excedencia hasta el año 1993.

La Fundación César Manrique solicitó al Cabildo en febrero de 1993 que Fernando Ruiz desarrollara sus funciones en la Fundación, en "Comisión de Servicios", una vez incorporado a su puesto en el Cabildo, pero Recursos Humanos dijo que no era posible

El asesor jurídico de Recursos humanos aseguró en marzo de 1993 que no era posible acceder a la petición de la Fundación: "El Convenio Colectivo de la Actividad del Sr. Ruiz Gordillo no prevé la posibilidad de la Comisión de Servicio, por lo cual, no es posible la fórmula que se insinua en el escrito para que este señor prestara sus servicios en la Fundación solicitante. Es más, ello podría interpretarse como una sesión (sic) ilegal de trabajadores prevista y sancionada en el Estatuto de los Trabajadores. Legalmente entendemos no existe posibilidad de que este señor pudiera prestar sus servicios, una vez incorporado al Cabildo, en esa Fundación ni en ningún otro lugar ajeno al Cabildo", reza el informe de Recursos Humanos.

Ante esto, en noviembre de 1993 la Fundación César Manrique dirige un escrito al Director del Departamento de Cultura del Cabildo de Lanzarote, Jaime Morales Teixedor, comunicando que el Sr. Ruiz Gordillo: "conforme a lo pactado, viene desempeñando sus funciones satisfactoriamente en esta Fundación desde el pasado 2 de abril del año en curso, lo cual se lo hago saber para los efectos que procedan", explica el informe. Desde entonces, el Cabildo envía dos notificaciones (en junio y julio de 2003) para que Fernando Ruíz se reincorpore al Área de Cultura, sin embargo, ninguna de las dos fue recepcionada. Tampoco se le abre un expediente al trabajador en ningún momento. Además, Fernando Ruíz alternó dos periódos de baja de nueve meses cada una, entre 2006 y 2011.

Así las cosas, el informe concluye que "en base a lo expuesto, y dado que no consta en esta Administración acto administrativo alguno que acredite a que don Fernando Ruíz Gordillo desarrollara sus funciones en la Fundación César Manrique, se precisa requerir a don Fernando Ruíz Gordillo para que en un plazo de cinco días, aporte documento acreditativo, a fin de aclarar la situación administrativa, por la que este Cabildo le autorizó a desempeñar sus funciones en la Fundación César Manrique". Según ha explicado San Ginés, el propio Fernando Ruíz se presentó en el Cabildo tras el requerimiento de su gobierno, aunque presentó al mismo tiempo una baja médica.

Además, el informe encargado por San Ginés concluye que Fernando Ruíz ha cobrado un millón y medio de euros en total de las arcas públicas, sumando las retribuciones salariales a lo largo de veintiséis años. El actual grupo del gobierno del Cabildo de Lanzarote estudia la situación y espera que el denunciante del caso concrete su acusación en los cauces pertinentes. La Fundación César Manrique, por su parte, prefiere no hacer declaraciones al respecto, aunque fuentes cercanas a la entidad afirman que todo esto es una vendetta de Pedro San Ginés por la decisión de la Fundación de no acompañar al Cabildo en los actos de homenaje al artista total en su Centenario. El Comité de Empresa de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo ha mostrado públicamente su "total apoyo" a Fernando Ruíz, destacando al mismo tiempo su labor en la defensa de la obra de César Manrique.

"Yo no soy ningún fugitivo", explica Fernando Ruíz a SER Lanzarote

"¿Alguien puede creer que un trabajador se escapa durante 26 años del Cabildo y nadie se da cuenta?, ¿todos son idiotas?, ¿nadie se enteraba de nada? Los responsables de recursos humanos, los jefes de servicios, ¿nadie se ha dado cuenta?", explica Fernando Ruíz. "Eso no se lo cree nadie", concluye Fernando. "Pedro San Ginés me quiere dibujar como un nuevo fugitivo, como que he huído despavorido. Yo soy un trabajador del Cabildo, fruto de la colaboración que yo mantuve con César, el Cabildo me dijo que yo podría trabajar en la Fundación y yo encantado de esa posibilidad. Durante todo este tiempo he desarrollado mi trabajo en la Fundación, mi trabajo ha estado vinculado a la defensa de la integridad de la obra y el mantenimimento de los Centros Turísticas", explica Fernando Ruíz. El trabajador explica que no recuerda exactamente quién cerró el acuerdo. Por parte de la Fundación fue su Presidente, José Juan Ramírez, y por parte del Cabildo pudo ser a Nicolás de Paiz o Dimas Martín.

"Mi presencia en el Cabildo ha sido constante y regular, he sido y soy representante de la Fundación en la Comisión Insular de Patrimonio. He sido una persona muy visible en el Cabildo. En ese tiempo han pasado todos los presidentes de la historia del Cabildo, de todos los partidos y de todos los colores, todos los consejeros de cultura y de recursos humanos, los técnicos de cultura, de la Reserva, todos saben mi vinculación con el Cabildo. A mi nadie, nunca, me ha dicho nada. Ni por escrito ni verbalmente. Por tanto, si todo el mundo lo sabe y no han hecho nada doy por hecho que no ocurre nada", explica Ruíz a SER Lanzarote.

"Hace un año y medio que me reuno con el Jefe de Recursos Humanos, me pregunta por mi situación, le digo que sabe como está... pero que me queda poco tiempo para jubilarme y que dada la situación, puedo quedarme así", explica Fernando. El Jefe de Recursos Humanos llamó a Fernando Ruíz a petición de Pedro San Ginés: "Fruto de su gran contoversia con la Fundación por el Centenario, he aquí que el Presidente descubre que yo estoy en una situación irregular, dentro de la enorme rabia que tiene de perder las elecciones, ha querido darle una patada a la Fundación a través de mi. Eso es lo que yo interpreto", explica Fernando Ruíz a SER Lanzarote. "Ningún técnico niega la cantidad de aportaciones que hecho, más de la mitad de mi trabajo está vinculado a los Centros de Arte, Cultura y Turismo", concluye el afectado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?