Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La revisión del PGOU de Aranda retrocede cinco años

Dos defectos de tramitación obligan al Consistorio a revocar su aprobación inicial

Imagen de archivo de la alcaldesa, Raquel González, y el concejal de Urbanismo, Ildefonso Sanz /

El Ayuntamiento de Aranda tendrá que celebrar un pleno extraordinario para revocar la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana. Fue el 17 de octubre de 2014 cuando la corporación municipal aprobó por consenso este documento que plantea una ciudad más cohesionada, con miras a un futuro a medio plazo de no más de tres lustros. Después de cinco años de trámites y más trámites, en la concejalía de Urbanismo se han dado cuenta de que hay que revocar aquel acuerdo para subsanar algunos errores. Un extenso documento detalla qué es lo que se ha hecho mal, aunque básicamente se resume en dos cuestiones: la primera es que este documento se tendría que haber publicado en un medio de información “de gran difusión” y el segundo que los informes sectoriales que se enviaron a la Junta de Castilla y León una vez aprobado por el pleno, deberían haberse remitido con carácter previo. Son dos cuestiones que podrían parecer menores, pero si el proceso continúa adelante el Ayuntamiento se arriesga a que los tribunales pudieran en un futuro anularlo en caso de que alguien lo denuncie. “Conociendo esto podríamos haber continuado adelante, pero cualquier persona que nos hubiese recurrido en el futuro hubiese echado atrás todo un documento completo”, advierte Raquel González, alcaldesa de Aranda.

Llegado a este punto, la aprobación definitiva del Plan General, que ya cuenta con un retraso importante, se demorará todavía más, aunque la primer edil asegura que no todo lo que se ha hecho en estos años debe considerarse un trabajo perdido. Y es que el nuevo documento, aunque tendrá que someterse a exposición pública como el anterior, las alegaciones que en su día se aceptaron están ya incorporadas. “Afortunadamente, no todo el trabajo está perdido, porque evidentemente todas esas alegaciones que están bien planteadas y que deben ser objeto de aprobación ya forman parte del documento y se presentarán muchas menos, pero en cualquier caso el compromiso actual es de que no se espere como se hizo la vez pasada, porque se pretendía por el departamento de urbanismo que se informasen todas las alegaciones al mismo tiempo y en este caso alegación que llegue se informará”, explica la regidora. Este próximo jueves está prevista la convocatoria del pleno donde, entre otras cosas, se someterá a votación la revocación de este documento.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?