Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Parásitos

Parásitos /

Parásitos es el último largometraje dirigido por el realizador surcoreano Bong Joon Ho, ganador de la Palma de Oro del Festival de Cannes y, sin duda, acogido con total entusiasmo por crítica y público de todo el mundo, lo que nos hace augurar que se hará con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Ahora llega a las salas comerciales de Córdoba tras su estreno en la sección Perlas del Festival de San Sebastián. Este certamen fue también quien dio a conocer en España a este director cuando en el año 2000 incluyó su primera película (Barking Dogs Never Bite) dentro de la sección oficial de aquella edición. Igual ocurrió con su segundo trabajo, (Memories of Murder. Crónica de un asesinato en serie), que obtuvo la Concha de Plata al Mejor Director y el Premio Nuevos Directores, y en 2009 formó parte del Jurado Oficial.

Por su parte, la Seminci de Valladolid le dedicó una magnífica retrospectiva en 2014, como uno de los valores más firmes del cine contemporáneo.

Parásitos supone la consagración definitiva de este original creador en un filme que fusiona cine de género y crítica social, del que conviene no desvelar mucho, ya que la trama contiene numerosas sorpresas y giros de guion. Ofrece un retrato crítico -de lectura universal- sobre la división de clases sociales a través del enfrentamiento de unas familias. En este punto encontramos ya algunas características de la filmografía de Bong Joon Ho: personajes con desarraigo social, héroes cotidianos sobrepasados por los acontecimientos y la fuerza motora de las relaciones familiares.

En consonancia con la narración se erige una magistral puesta en escena con una retórica visual muy singular donde se coreografían movimientos de cámara de ascensión y descenso respecto al poder. E igualmente son muy simbólicos los contrastes entre luz y oscuridad, no sólo en los entornos físicos sino a nivel más profundo.

Otro aspecto destacable en las películas de este autor es la construcción de los espacios que habitan los protagonistas. En Parásitos se distingue entre la ubicación de las viviendas en zonas altas o bajas de la ciudad y las construcciones “sobre tierra”, en semisótano y sótano, todo ello con claro sentido metafórico, al igual que la presencia de escaleras.

Las algo más de dos horas de metraje de la cinta transcurren sin darnos cuenta con una mezcla de emoción, disfrute inmenso e incomodidad ante esta tragicomedia. A ello contribuye también la banda sonora compuesta por Jeong Jae Il, que incluye también dos canciones: “In ginocchio da te”, de Gianni Morandi y “Una copa de soju”, que suena en los títulos de crédito, compuesta por Bong Joon Ho e interpretada por el joven protagonista.

Por último, el título “Parásitos” hace referencia a los seres que se aprovechan de otros para sobrevivir. La película apunta a que todos los personajes lo son y, en última instancia, todos los que conformamos la sociedad. Sin embargo, para que esa coexistencia llegue a funcionar sin explotación de ninguna parte es necesario convivir con valores como el respeto y la dignidad, que en la película se pierden por completo.

Tras todo lo mencionado, no me queda sino recomendar encarecidamente su visionado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?