Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Madrid tras el 10-N: Más difícil todavía

Los resultados de las Elecciones Generales refuerzan a la ultraderecha y dejan a Ciudadanos en una posición de debilidad en los gobiernos de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid

()

El pacto de no agresión con el que la derecha y la derecha extrema diseñaron esta campaña electoral, ha finalizado con el siguiente parte de guerra. Vox avanza a un ritmo frenético en Madrid. El PP resucita de su peor crisis y Ciudadanos queda tocado y ya veremos si hundido definitivamente.

En una primera lectura de urgencia de los resultados obtenidos por los partidos madrileños, la balanza se desequilibra de nuevo a favor de la derecha. El PSOE ha perdido en la capital y empata en número de diputados con el PP en la región. Un resultado peor que el de abril y un motivo más para que los dirigentes socialistas se pregunten si fue realmente una buena idea convocar estas elecciones y si entre todos, no han inflado demasiado a la ultraderecha.

Ciudadanos, más débil en los gobiernos

Para Ciudadanos, al margen de la crisis nacional abierta por la estrategia de Albert Rivera, estas Elecciones Generales van a condicionar la acción de gobierno tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid.

La posición ya debilitada por unos acuerdos en los que la formación naranja asumió las carteras menos importantes, pueden desembocar en una relación más tensa si cabe, con un PP crecido y un Ciudadanos herido y que trate de sacar la cabeza, constantemente, marcando distancias con su socio en los bipartitos para evitar que en la próxima cita con las urnas no se los lleven por delante.

El nuevo papel de Vox

El colaborador necesario para la investidura se puede mostrar a partir de ahora más envalentonado en sus relaciones políticas con PP y Ciudadanos.

Queda pendiente en Vallecas la negociación de unos presupuestos -de momento prorrogados- y ya veremos si Ciudadanos va a ser tan indulgente como lo ha sido con la ultraderecha, por ejemplo, a la hora de criticar los pufos profesionales de Rocío Monasterio o a la hora de tragar con proposiciones como la que el pasado jueves aprobaron en la Asamblea de Madrid para instar al gobierno a la ilegalización de los partidos independentistas. ¿Marcará diferencias Ciudadanos a partir de ahora? ¿Cómo encontrarán Ignacio Aguado o Begoña Villacís un hueco entre la derecha y la ultraderecha?

Más País, menos Madrid

Los discretos resultados obtenidos por Iñigo Errejón le garantizan su salto a la política nacional. Los fieles a Podemos han mantenido su respaldo a Iglesias en Madrid y el daño ha sido mínimo. Pero la aparición de Más País va a condicionar el funcionamiento de ese partido en la Asamblea y en el Ayuntamiento de Madrid.

En los próximos días deberíamos saber si la que fuera número 2 de Carmena, Marta Higueras, deja su acta de concejal o la compatibiliza con su escaño en el Congreso. En cualquier caso, la fuga nacional de Errejón ha dejado muy debilitado el grupo en Vallecas y una oposición bastante desorientada en Cibeles donde, muchos concejales, han estado estas últimas semanas más pendientes de la Carrera de San Jerónimo que de cuidar y defender el legado del gobierno municipal de Manuela Carmena.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?